El FMI aprobó la segunda revisión del acuerdo con la Argentina

Se dio en la previa a la reunión del presidente Alberto Fernández, y la directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva. Argentina tendría acceso a los casi 4 mil millones de dólares.

El personal técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) y las autoridades del Gobierno argentino han llegado a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la segunda revisión bajo el acuerdo Servicio Ampliado del Fondo (SAF) de 30 meses de Argentina.

El acuerdo SAF, con acceso de DEGs 31.914 millones (equivalente a US$44,000 millones o alrededor de 1000 por ciento de cuota), fue aprobado el 25 de marzo de 2022.

El acuerdo está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, que se espera se reúna en las próximas semanas. Una vez completada la revisión, el país tendría acceso a alrededor de US$ 3.900 mil millones (DEG 3.000 millones).

Desde la organización financiera argumentaron que “las recientes y decisivas medidas de política destinadas a corregir reveses anteriores están ayudando a restaurar la confianza y fortalecer la estabilidad macroeconómica, incluso mediante la reconstrucción de las reservas internacionales”. Esta postura manifiesta un claro acompañamiento a la aún flamante gestión de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía.

Tras su encuentro con el titular del Palacio de Hacienda, Kristalina Georgieva, titular del FMI, había destacado: “Los fuertes pasos que él y su equipo económico han tomado para estabilizar los mercados y revertir un escenario de alta volatilidad”.

“Como lo demuestran sus acciones recientes, el banco central está comprometido con la implementación continua y más consistente del marco de política monetaria, que ya está generando tasas de interés reales positivas. Esto es necesario para fortalecer la demanda de activos en pesos, reducir las presiones externas y apoyar una reducción de la inflación alta y persistente, respaldada también por una reducción continua en el financiamiento monetario del déficit fiscal, que tendrá un tope del 0,8 por ciento del PIB este año (por debajo del objetivo del 1 por ciento del PIB) y se limitará al 0,6 por ciento del PIB en 2023″, indicaron desde el FMI en el comunicado oficial este lunes.

El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas acordaron que los objetivos establecidos en la aprobación del acuerdo permanecerán sin cambios hasta 2023. La implementación decidida de políticas sigue siendo esencial para consolidar la estabilidad macroeconómica y comenzar a abordar los desafíos arraigados de Argentina, en particular la inflación alta y persistente.

Esto se da en la misma mañana en la que el presidente Alberto Fernández agendó su reunión con Georgieva en el consulado argentino en Nueva York.