La industria en Santa Fe creció casi 10 por ciento en noviembre

Es la sexta medición consecutiva donde la actividad fabril supera el nivel de actividad de los tres años precedentes. Fuerte suba de la producción de vehículos automotores.

Por Gabriel Rossini

Producto de la la recomposición de la demanda externa – donde crecieron sensiblemente las exportaciones de productos manufacturados-, la mayor actividad de la construcción, una buena campaña agrícola, la reactivación de la económica provincial y el empleo, y el acceso al financiamiento; la producción industrial en la provincia de Santa Fe aumentó en noviembre el 9,9% respecto al mismo mes del año pasado y acumula en los primeros 11 meses del año una suba del 20,2%.

De acuerdo al informe elaborado por la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), la medición correspondiente a noviembre es la sexta consecutiva donde la actividad fabril supera el nivel de actividad de los tres años precedentes. Así, noviembre de 2021 se ubicó 14,7% por encima de 2019 y 6,3% respecto de 2018.

De todas maneras, advierte el informe que la nueva ola de contagios por covid-19 “provoca importantes niveles de ausentismo en la industria afectando el desarrollo de la actividad productiva de las empresas”.

El informe revela que el rubra que mayor contribución hizo al crecimiento del producto industrial provincial fue el de Vehículos automotores (+96,2%), seguido de Prendas de vestir (+58,2%), Maquinaria agropecuaria (+35,5%), Industria siderúrgica (+25,1%), Carrocerías-Remolques (+24,6%), Otra maquinaria de uso especial (+18,8%), Molienda de cereales (+17,7%), Productos metálicos para uso estructural (+14,4%), Productos de metal y servicios de trabajo metales (+12,3%), Fiambres y embutidos (+11,9%), Papel y productos de papel (+11,6%), Edición e impresión (+8,7%), Autopartes (+5,0%), Manufacturas de plástico (+3,4%) y Productos lácteos (+1,1%).

En tanto retrocedieron en términos interanuales los rubros de Maquinaria de uso general (-1,1%), Molienda de oleaginosas (-2,8%), Carne vacuna (-9,7%), y Muebles y colchones (-15,1%).

El informe da cuenta que, en Santa Fe, “la recuperación es diversificada ya que en noviembre de 2021. como durante la mayor parte del año, el 80% de las ramas industriales con actividad en la provincia registró una evolución interanual positiva de su nivel de producción”.

El trabajo destaca el relativo mejor perfil que tiene la provincia en lo que respecta al acceso al financiamiento. “Entre septiembre de 2020 y septiembre de 2021 el saldo total de préstamos correspondiente a la industria manufacturera en Santa Fe se incrementó un 40,2%, mientras que en el plano nacional tuvo un avance de 38,0%. Además, en nuestra provincia la actividad fabril alcanza una participación del 25% del stock de préstamos, una porción ampliamente superior al 16% verificado en nuestro país. De igual manera, en Santa Fe el saldo total de préstamos otorgados al conjunto de actividades económicas registró en aquel período de doce meses una expansión de 35,5% que supera al 34,2% nacional”.

En este sentido, destaca el acuerdo suscripto a comienzos de 2021 entre el Banco de la Nación Argentina y el Gobierno de Santa Fe, que prevé el otorgamiento de 26.500 millones de pesos para el desarrollo productivo.

El informe destaca que el total de trabajadores asalariados registrados del sector privado en el mes de octubre en la provincia de Santa Fe, reveló un incremento de 3,6% interanual, equivalente a 17,1 mil nuevos puestos de trabajo, porcentajes superiores a la media nacional, donde la industria fue uno de los principales actores de esta recuperación.

 
Más investigación y desarrollo
 

El informe de Fisfe revela que en el año 2020 Santa Fe lideró la incorporación de investigadores/as y becarios/as, sumando 486 profesionales al plantel de recursos humanos dedicado a actividades de investigación y desarrollo.

Según indica el trabajo, la provincia tiene actualmente más de 5.100 personas que trabajan en empresas, universidades públicas y privadas, gobierno y entidades sin fines de lucro, que brindan importantes oportunidades para el desarrollo de capacidades científicas y tecnológicas.

“Las principales actividades que se desarrollan son la investigación y el desarrollo, la formación de recursos humanos, la difusión de la ciencia y la tecnología, la innovación tecnológica, la prestación de servicios y la transferencia de ciencia y tecnología. Según estimaciones propias dispone de 144 investigadores cada 100 mil habitantes”, informa.

“En el año 2020 la inversión en actividades de investigación y desarrollo alcanzó al 0,52% del Producto Bruto Interno nacional. El 38% de la inversión total, equivalente a 54.050 millones de pesos, fue ejecutada por empresas. Son precisamente las actividades que conforman la industria manufacturera quienes dan cuenta de más del 70% de las inversiones del sector empresario”, finaliza.