La Aduana estableció valores de referencia para la exportación de carne porcina

La normativa fijó para las exportaciones de canales o medias canales porcinas un valor de 2 dólares por kilo.

La Dirección General de Aduanas estableció hoy valores de referencia para la exportación de carne vacuna, con el fin de identificar maniobras abusivas en operaciones de comercio exterior. La Resolución General N° 4948, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, determinó el valor de referencia para tres posiciones arancelarias de la carne porcina congelada que se exporta.

La normativa fijó para las exportaciones de canales o medias canales porcinas un valor de 2 dólares por kilo. Cuando se trate de piernas, paletas y sus trozos sin deshuesar, la cifra establecida es 2,15 dólares; para esos mismos cortes sin deshuesar (excepto pechito y carré) el valor asciende a 2,25 dólares.

Con estos valores, el organismo -que depende de la AFIP- estableció “precios testigo” como instrumento para detectar la subfacturación en las exportaciones. Para el caso de la venta al exterior de carne de cerdo, estos valores regirán para cuando se destinen a China, Corea del Sur, Filipinas, Hong Kong, Japón, Taiwán y Tailandia. La decisión se suma a las medidas difundidas en las últimas semanas, cuando se publicaron los valores referenciales para la exportación de tomates peritas y de mosto concentrado.

A su vez, a fines de enero último, se había establecido el valor de referencia para la venta al exterior de cortes de carne vacuna, comprendidos en diez posiciones arancelarias. Según recordó la Aduana, durante el año pasado, a partir del análisis de distintos complejos productivos e industrias, se fijaron precios de referencia para las exportaciones de arándanos, leche en polvo, cebolla, papa, pasas de uva y corvina. Con los valores referenciales, el organismo busca detectar desvío respecto de los valores usuales para mercaderías idénticas o similares.

“Estos precios de referencia constituyen un primer control de las declaraciones en resguardo del interés fiscal”, destacó la Aduana, en un comunicado. Y añadió que “se trata de un instrumento que había sido desarticulado durante el Gobierno anterior y comenzó a restablecerse en diciembre de 2019 como parte de la estrategia de fiscalización y control del comercio exterior” de la administración de Alberto Fernández.

De acuerdo con el texto oficial, la Aduana recordó que a través de la Resolución General N° 4.710 dispuso que este organismo establecerá los valores referenciales de exportación de carácter precautorio, para cualquiera de las mercaderías comprendidas en la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM), los cuales constituyen un primer control de las declaraciones en resguardo del interés fiscal.

“Dicho control está orientado a perfeccionar el sistema de selectividad en materia de valor, a efectos de detectar desvíos respecto de los valores usuales para mercaderías idénticas o similares”, resaltó la Resolución General conocida este miércoles.

NA