Vicentin: se reinstala la idea de recuperarla como “empresa pública”

Desde el Banco Nación respaldan la propuesta de un grupo de acreedores de la agroexportadora y consideran “imprescindible la participación del Estado nacional y santafesino”.

Las plantas industriales de Vicentin tienen intensa actividad porque la empresa ha acordado trabajos a fasón, a cuenta de terceros, mientras se tramita judicialmente su concurso de acreedores.


Las plantas industriales de Vicentin tienen intensa actividad porque la empresa ha acordado trabajos a fasón, a cuenta de terceros, mientras se tramita judicialmente su concurso de acreedores.


El destino de la agroexportadora Vicentin volvió a vincularse con el control estatal. No se habla de intervención ni se emitió un decreto presidencial, como hace casi un año, pero desde el Banco Nación promueven que “se separe de las decisiones y la gestión a los actuales directores y accionistas” y consideraron que “la participación del Estado Nacional y el de la Provincia de Santa Fe serán imprescindibles para poder llegar a una solución”.

El presidente del Banco Nación (BNA), Eduardo Hecker, respaldó la propuesta de 70 acreedores granarios para reactivar la empresa, en cesación de pagos desde diciembre de 2019 por $100.000 millones, y dijo que “permitirá recuperar la cerealera santafesina”.

Señaló que el plan “se basa en tres pilares fundamentales: el reconocimiento de las deudas para todos los actores involucrados; la separación en la gestión de la empresa de quienes la condujeron al default y la participación, junto a los productores, del Estado provincial y nacional en la búsqueda de una solución sustentable en el tiempo y que permita la recuperación de la producción y los puestos de trabajo.

Desde la principal entidad financiera oficial del país avalaron así la propuesta de un grupo de acreedores privados, integrada por productores, cooperativas y acopiadores damnificados, presentada el 25 de febrero con una estimación de acreencias “por más de 120 millones de dólares”.

“Desde ya, es solo un puntapié inicial y hay que trabajar en los puntos específicos de la propuesta”, remarcó Hecker, y anticipó que el Banco Nación estaría dispuesto a financiar a los productores originadores –como de ya lo viene haciendo en algunos casos– si avanza esa iniciativa.

“Consideramos muy positiva la iniciativa reducir la millonaria deuda que ese grupo empresario mantiene con las entidades bancarias y el resto de los acreedores”, afirmó Hecker, hablando en representación de los otros bancos estatales.

Un comunicado de la entidad indicó este martes que “a pesar de que no existe un pronunciamiento público, la opinión del BNA es compartida por el Banco Provincia, el Ciudad y el BICE que, en todos los casos, sostienen como objetivo la recuperación de los créditos y la reactivación de la actividad productiva”.

Al respecto, estimaron que Vicentín mantiene una deuda con las cuatro entidades financieras estatales, que “supera los 500 millones de dólares”. Los registros judiciales computan una cifra menor.

Desde octubre, Vicentin es conducida por un nuevo directorio de tres miembros, designados por los accionistas, al cual el juez Hernán Lorenzini obligó desde diciembre a compartir las decisiones por un coadministrador designado judicialmente, Andrés Shocron.

La propuesta de 70 acreedores
Los principales puntos de la propuesta de los privados, a la que se sumarían los bancos públicos, son los siguientes:

· Capitalizar gran parte de las acreencias que generará la perdida de participación de los accionistas actuales.
· Planes de pagos, a quienes no capitalicen, con quitas y/o espera.
· Acuerdos con acreedores de granos para asegurar el abastecimiento.
· Acuerdos con acreedores financieros para asegurar el capital de trabajo.
· Separar de las decisiones y la gestión a los actuales directores y accionistas.
Desde el Banco Nación interpretaron que, para los productores originadores que la presentaron, la propuesta representa la única alternativa para volver a poner en marcha a Vicentin. De todos modos, desde hace varios meses, y ahora más que nunca, las plantas de la agroexportadora están trabajando a full a cuenta de terceros. Por los paros portuarios de fines de año, no dan abasta con los contratos a fason que les proponen.

Según el comunicado del BNA, la iniciativa pone de relieve también:

La importancia que una parte significativa de los acreedores capitalicen sus deudas y se comprometan a aportar granos y capital de trabajo. En la situación existente, es económicamente inviable que un nuevo accionista aporte el capital de trabajo necesario para la puesta en marcha de la Cía. y además para cancelar pasivo.
La relevancia del Banco de la Nación Argentina, demás bancos públicos y reparticiones del estado para viabilizar una solución virtuosa.
Hemos estudiado en profundidad las alternativas para este tipo de reestructuraciones y creemos firmemente que la participación del Estado Nacional y el de la Provincia de Santa Fe serán imprescindibles para poder llegar a una solución.