El Estado se queda con casi el 100% de la renta agrícola por los impuestos

Los datos se desprenden de un informe de la Sociedad Rural Argentina. Un documento de la Bolsa de Rosario explica que transportar granos desde Salta hacia el Gran Rosario es casi 21 veces más caro que enviarlos a China en un buque.

Aumento de retenciones, inmobiliario rural, tasa vial municipal, suba de los costos en los puertos: la formación de la presión tributaria se enlaza como cuentas de un collar.

“Las concentraciones del campo van a seguir porque las perspectivas hacia futuro con esta presión impositiva son muy malas”, expresó a principios de semana el dirigente rural en Radio Mitre.

Sus declaraciones se complementan con un informe económico que presentó la entidad donde los especialistas recalcan que casi el 100% de la producción agrícola en soja, maíz, trigo y girasol se traducen en impuestos.

En soja, la presión tributaria en el resultado del productor pasó de 87% en septiembre de 2019 a 94% en diciembre del mismo año, mientras que en maíz aumentó de 81% a 94% para el mismo período.

En el caso del trigo, el informe explica que «la suba de las retenciones encontró al productor con las decisiones de inversión ya tomadas. Al momento de sembrar estimó que los impuestos representarían un 88% de su resultado, y luego del cambio de reglas de juego, el peso de los impuestos pasó al 97%».

Por último, en girasol, la presión fiscal en el resultado del productor aumentó de 85% en septiembre de 2019 a 97% en diciembre del mismo año.

El documento fue elaborado por el Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la SRA y realiza un análisis del impacto del cambio tributario de fin de año, cuando las retenciones pasaron del 25% a un de 30% en el caso de la soja, y de un 7% a un 12% en otros productos como el maíz, el trigo y el girasol.

Además, contempla el aumento del impuesto inmobiliario, las tasas viales, y la postergación del cronograma de reducción de alícuotas de ingresos brutos y sellos (según el cronograma del consenso fiscal, en 2020 la actividad agropecuaria pasaba a estar exenta).

En tanto, según el especialista en costos, Fernando Miguez, la baja rentabilidad impactará de lleno en el bolsillo del productor agropecuario.

«Los márgenes descendieron muchísimo respecto a la campaña 18/19: por un lado por la baja del precio que fue de un 10% promedio de todos los productos principales, y por el otro, el aumento de los derechos de exportación. Los márgenes comparados con el año pasado se contrajeron entre un 30 y un 40%», afirmó el profesional en declaraciones a Canal Rural.

El costo del flete
«Lejos del puerto no podés sembrar nada», insisten los productores agropecuarios. Y es que según un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el costo del flete en camión puede representar hasta un tercio del valor del cultivo. Y más aún para los productores del norte argentino.

Uno de los autores del documento, Julio Calzada, economista a cargo de la Dirección de Estudios Económicos de la BCR, explicó a Canal Rural: «Detectamos que en el caso de distancias largas como Las Lajitas y Joaquín V. González en Salta, que son unos 1150 kilómetros hasta los puertos del Gran Rosario, existe un costo de flete camionero de entre 42 y 44 dólares por tonelada, lo que representa el 30% del precio cámara del maíz o casi el 18% del precio cámara de la soja».

El informe ejemplifica que un flete marítimo desde las terminales del Gran Rosario hasta los puertos de China tiene un costo de 37 dólares por tonelada. Si estos valores se analizan en términos de dólares por tonelada por kilómetro recorrido, el costo de transportar granos desde Salta hasta el Gran Rosario es casi 21 veces más que el de enviarlos a China en un buque oceánico.