Ahora se requieren 5 meses más de trabajo para comprar un auto 0Km  

 

Antes de las PASO se requerían 26 sueldos para comprar un automóvil a estrenar base, mientras que ahora hacen falta 31 sueldos Los precios en dólares de los vehículos bajaron, pero más lo hicieron los ingresos.

 

Comprar un auto cero kilómetro cada vez es más difícil en la Argentina. El encarecimiento del crédito, sumado a que los salarios no han acompañado a la inflación y menos a la cotización del dólar en los últimos años hizo que hoy acceder a un vehículo de entrada al mercado nuevo sea casi un lujo. Aún con las bonificaciones que terminales y concesionarios realizan para intenta traccionar ventas en medio de la recesión.

Este escenario se agravó luego de la última devaluación pos PASO y agrandó mucho más la brecha entre los sueldos y los precios de los autos.

Datos del Instituto de Economía de la UADE revelan que mientras que antes de las elecciones primarias se requerían 26 sueldos promedio para adquirir un vehículo OKM, ahora se necesitan 31 sueldos. Es decir que ahora hacen falta cinco sueldos más que antes del 12 de agosto.

Antes de las PASO el ingreso medio per cápita anual en dólares ascendía a 10.800 y, por ende, el sueldo mensual medio, 900 dólares, hoy bajó a unos USD 8.000 al año, lo que equivale a un ingreso mensual de 667 dólares, o casi $40.000 al tipo de cambio actual.

El informe de la UADE toma como parámetro un auto modelo Golf 1.4 de características básicas, que tiene un precio promedio de mercado de 1.200.000, lo que en dólares implican unos 20.500. Antes de la suba del dólar, el precio era de USD 23.800.

Si bien los valores de los 0Km bajaron en dólares (13%), los salarios lo hicieron mucho más (25 por ciento).

Los precios de los vehículos acompañan la tendencia del dólar porque el 70% de su costo está dolarizado, pero no lo hacen de forma automática. Mucho menos ahora, que la demanda está en picada y las fábricas están trabajando al 30% de su capacidad instalada.

Según el último informe de la Asociación de Concesionarios de la Argentina (Acara), los patentamientos cayeron 33% en agosto en términos interanuales y acumularon en el año una contracción del 45,8 por ciento.

«Los precios de los autos en pesos subieron mucho (más que la inflación promedio), siguiendo la dinámica del tipo de cambio. Pero en dólares bajaron un poco», precisa el informe de la UADE. Y agrega: «De esta manera, los precios de los autos en la Argentina se acercan más a los valores de otros mercados, ya que en general los autos son caros».

Según el informe, los vehículos en la Argentina se encuentran dentro del promedio mundial. Salvo algunas excepciones, no existe una gran variedad de precios de un mismo modelo al comparar entre una docena de países. Para el modelo base del Golf, de Volkswagen, el precio en dólares que hoy cuesta en la Argentina es el mismo que se encuentra en los Estados Unidos, con la diferencia de que el ingreso per capita en el país del norte es siete veces más alto que el local (55.800 versus 8.000).

De esta manera, mientras que en el país norteamericano se necesitan 4,3 sueldos para comprar ese auto, en la Argentina se requieren 31. Comparten los primeros puestos con los EE.UU., Australia, Alemania y el Reino Unido, en tanto que en Sudáfrica, Brasil e India comprar un cero kilómetro es más costoso.  De los países seleccionados, la Argentina es el más caro, asegura el informe de la UADE.

Además de que el ingreso per cápita es menor en la Argentina, la carga impositiva es otro de los grandes problemas que tiene el país y que encarece el precio de los vehículos. Los tributos directos e indirectos a los autos representan el 54,8% del precio neto, si se toma en cuenta todo lo que debe pagar el propietario durante el primer año de uso.

En comparación con otros países, Brasil soporta una carga tributaria de 30,4%; España, de 17,3%; Alemania, de 16%; Reino Unido, de 9,9%; y los Estados Unidos, de 7,5 por ciento.

Según el informe de UADE, la mayor carga tributaria en la Argentina es un «factor fundamental para explicar el mayor precio que en otros mercados de tamaño comparable y que también cuentan con una industria automotriz con un know how acumulado».