Si no llueve en los próximos días, se podría complicar la campaña de trigo

Córdoba es la zona donde se registra la menor presencia de humedad en los suelos. Agosto dejó un 60% menos de precipitaciones. 

Los especialistas de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario, quienes analizan los procesos agrícolas en la zona núcleo, comentaron en su informe semanal que el mes de agosto dejó un 60% menos de precipitaciones y profundizó aún más las diferencias entre el norte de Buenos Aires y Córdoba.

 En el 2017, el promedio de lluvias de la región fue de 45 mm, en el 2018 solo 18 mm

La provincia de Córdoba sigue siendo la zona más complicada por la escasez de lluvias. La falta de humedad en los suelos de observa en los primeros 30 centímetros como así también en la profundidad, “en esa zona también es  dónde más avanzados están los cultivos, con buena parte ya encañando. Si llegan lluvias importantes  antes de mitad de septiembre, no habría pérdidas importantes.  Pero los pronósticos no ayudan, porque las tormentas que se esperan este fin de semana volverían a cargar sobre Buenos Aires y luego se instalaría una masa de aire frío que generaría condiciones estables”, comentaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

Además, para alcanzar un nivel óptimo de humedad  del suelo  “se necesitarían  lluvias de entre 100 y 120 mm en la provincia de Córdoba, y entre 60 y 80 mm en el sur de Santa Fe”, dijeron desde la BCR, aunque esos niveles de lluvias están muy por encima de los promedios históricos de precipitaciones de las mencionadas regiones.

Siembra de maíz

En la zona núcleo ya comenzó la siembra de maíz de la campaña 2018/2019

En la zona núcleo ya comenzó la siembra de maíz de la campaña 2018/2019

También la falta de lluvias complica el panorama, porque se necesitarían entre 15 y 25 milímetros para que la siembra del cereal pueda desarrollarse de acuerdo a los planes diseñados por el productor.

Un productor que también analiza los números de la campaña ante la vuelta de las retenciones. Para los técnicos de la bolsa de Rosario, “quedan afuera las posibilidades de sumar nuevos lotes, y de hecho, habrá lotes que pasarán a soja de primera. Se va a priorizar la oleaginosa con planteos de bajo costo”.