A pedido de la oposición, Kicillof va al Senado

Los bloques de la UCR, de UNEN, PRO, el massismo y el peronismo disidente adelantaron que no apoyarán la iniciativa. El juez Griesa la calificó de "ilegal"

El ministro de Economía, Axel Kicillof, será este miércoles el principal orador en el plenario de comisiones del Senado en el que el oficialismo aspira a emitir dictamen favorable al proyecto de ley de pago soberano local de la deuda.
Además del ministro, los senadores escucharán las exposiciones del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; y de la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona.
El plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Relaciones Exteriores se realizará desde las 11 en el salón Azul de la Cámara alta.
El oficialismo confía en emitir dictamen al proyecto hoy mismo, de manera de poder tratar en el recinto la iniciativa en la sesión del 3 de septiembre.
Los bloques de la oposición de la Unión Cívica Radical (UCR), de UNEN, PRO y el peronismo disidente adelantaron que no apoyarán la iniciativa enviada por el Ejecutivo al Parlamento y confirmaron que tienen previsto incluso impulsar proyectos propios.
El proyecto -anunciado la semana pasada por la presidente Cristina Kirchner por cadena nacional- contempla la creación de instrumentos legales para el pago de los servicios de la totalidad de los tenedores de bonos y la reapertura del canje de deuda para que puedan ingresar los holdouts que mantienen títulos en default en su poder.
La propuesta oficial autoriza al Ministerio de Economía "a adoptar las medidas necesarias" para remover al Bank of New York Mellon como agente fiduciario y a designar, en su reemplazo, a Nación Fideicomisos S.A.; sin perjuicio del derecho que asiste a los tenedores de designar a un nuevo agente fiduciario que garantice el canal de cobro de los servicios correspondientes a los títulos reestructurados.
Además, declara de interés público la reestructuración de la deuda externa argentina concretada en 2005 y 2010, ante el próximo vencimiento por 200 millones de dólares al que la Argentina debe hacer frente el 30 de septiembre por el pago a bonistas.