Restringen créditos a empresas a más de 180 días

A plazos superiores a 6 meses, las tasas son variables con un spread de hasta 8 puntos sobre la Badlar. El riesgo de que las empresas no puedan pagar frena los otorgamientos.

El costo de los créditos corporativos se adaptó al salto de 9 puntos en las tasas de interés que convalidó el Banco Central (BCRA) en las últimas dos licitaciones de las letras semanales. Pero los plazos superiores a 180 días, que se dan a tasa variable, quedaron a un nivel que las empresas no pueden repagar con su flujo de negocio y, por lo tanto, se restringen los préstamos por plazos superiores a 6 meses, según coincidieron los bancos consultados.

“Hay una restricción que se da por el tamaño de las tasas: más de 60-90 días, se frena mucho. Porque un negocio tiene que poder repagar ese valor. Aunque los bancos estén dispuestos a financiar a mediano y largo plazo, el hecho de que las tasas están tan altas implica una especie de freno porque un empresario se plantea si va a poder repagar”, dijo el gerente de créditos para empresas un banco extranjero. “Para plazos superiores a 180 días está restringido”, aclaró.

En ese banco explicaron que los créditos a 24 y 36 meses tienen un spread de 5 a 8 puntos sobre la Badlar corregida (unos 3 puntos por encima de la Badlar), en un esquema variable por tipo de empresa. Para plazos mayores, el diferencial suma un punto por semestre.

“Una empresa tiene que poder soportar estos niveles de tasa: no todas las actividades pueden trasladar el alta del costo financiero a sus precios, por la política de precios controlados, por cómo reacciona la demanda. Por los niveles de tasa que manejamos, estamos atentos a cuándo se empiezan a tensar variables y a la incobrabilidad”, agregó.

En otro banco extranjero, el spread es de 3 a 5 puntos por encima de 180 días y hasta un año “con toda la furia”.

“La idea es no incentivar mucho el largo plazo, sino prestar a corto”, dijo un gerente corporativo, es decir, a dos meses. “El riesgo de prestar a un año o año y medio es que la empresa se funda y no pueda pagar. A corto plazo y en el peor de los mundos, una empresa que conocés no tendría que tener problema para pagar el crédito o vende las existencias”.

Las tasas que cobran los bancos se alzaron en el último mes por la suba de tasas de los plazos fijos que tienen como piso lo que paga el BCRA por los títulos que usa para quitar pesos de la economía: ayer, cercanas al 30% a 180 días.

“Cuando los plazos fijos los pagamos más alto, porque el BCRA te marca la pauta, las tasas de los créditos suben”, dijo el ejecutivo.

El costo del financiamiento del capital de trabajo, como el giro en descubierto y descuento de cheques, quedó por encima del 35%. Pero los préstamos a 180 días que ahora son a tasa variable son usados por varias empresas también para pagar sueldos, por ejemplo.

En un banco nacional siguen tratando de acomodar las tasas a las pymes: “Le pasás la tasa para comprar cheques, y no todos te aceptan la tasa que les estás ofreciendo. Visto el nivel de tasa, ven otra forma de financiarse: pisan pagos, etc..”, dijo un gerente del sector. “Para la pyme no tenemos líneas de mediano plazo”, agregó, más que la línea productiva que incentiva el BCRA.

Y existe incertidumbre sobre si seguirán subiendo las tasas en la medida que la gente siga destinando sus pesos a comprar dólares.

 

Fuente: El cronista web