Las “startups” argentinas recibieron inversiones por US$ 434 millones en lo que va del año

Las “startups” de la Argentina recibieron en los primeros nueve meses del año inversiones por 434 millones de dólares, particularmente provenientes de Estados Unidos, según un informe de la consultora multinacional KPMG.


Pese a que la inversión a nivel global mostró una tendencia descendente como resultado de la “alta volatilidad en el mercado”, el volumen en la Argentina se ha mantenido “relativamente estable” con un nivel de actividad “muy solido” por parte de los fondos de inversión de riesgo, señala el reporte.


Durante los tres primeros trimestres del año se han registrado un promedio de 5 rondas de financiamiento por mes – por un total de 45- entre rondas semilla y rondas A, con rondas “extraordinarias” que alcanzaron valores de entre US$ 20 millones y US$ 35 millones en los meses de mayo y agosto.


El promedio de financiamiento de cada ronda de inversión – en lo que va del 2022- fue de US$ 2,6 millones para rondas semillas y de US$ 13,9 millones para las rondas A.


Los sectores estrella este año continúan siendo las fintech, seguidas por las startups con desarrollos de “blockchain”.
En el caso de las segundas, las inversiones se concentraron especialmente en el primer semestre del año, antes de la caída del precio de las criptomonedas.


De acuerdo con el informe de KPMG, el financiamiento local y regional resulta especialmente importante a la hora de los primeros pasos de las empresas llegando al 50% de participación en las rondas semilla mayores a US$ 1 millón.
En tanto, a medida que se avanza en las etapas de financiamiento, los fondos del exterior, particularmente de Estados Unidos, toman un “predominio absoluto en el financiamiento de las startups con más del 90% de participación”, con el financiamiento local reduciéndose al 30% en las series A y al 10% en las series B en adelante.

En ese sentido, entre enero de 2020 y septiembre de 2022, los fondos estadounidenses invirtieron US$ 2.388 millones en startups argentinas, seguidos por los provenientes de Asia (US$ 508 millones), Europa (US$ 153 millones) y el propio país (US$ 136 millones).


Según KPMG las inversiones se concentraron este año especialmente en las primeras fases de las firmas.
“Todas las operaciones del tercer trimestre de 2022 correspondieron a rondas semillas y series A, siguiendo con la tendencia observada durante el año donde los inversores de etapa tardía se han replegado”, detalló Federico Días Ascuénaga, asesor de fusiones y adquisiciones de KMPG.


Las rondas tardías del segundo trimestre de este año registraron una caída de 80% anual, diferenciándose de 2021, año en donde se registraron grandes montos de inversión.

Sólo en el tercer trimestre del año pasado, se registraron inversiones por US$ 1.622 millones con rondas en empresas como Tiendanube, Ualá y Aleph.


Sin embargo, las rondas en etapa temprana continuaron manteniendo los niveles de 2021 con una “performance muy sólida”, según KMPG y, si se excluye 2021, los volúmenes de actividad de inversiones de este año “marcan los registros históricos más altos en América Latina”.


“Muchas compañías que el año pasado proyectaban levantar fondos con relativa facilidad, encontraron dificultades en un contexto de mercado donde los inversores se volvieron mucho más conservadores que en 2021”, explica el reporte.
Esto se sitúa en línea con el contexto global, donde la inversión de fondos de inversión cayó consecutivamente en los tres primeros trimestres de 2022.

Esta tendencia, según KPMG, se debe a “la alta volatilidad en el mercado, y los desafíos macroeconómicos y geopolíticos que están afectando al mundo” que provocan que los inversores presenten un comportamiento muy cauteloso.