El Central extiende hasta fin de año el cepo para pagar importaciones

El Banco Central prorrogó ayer hasta fin de año el régimen que establece restricciones para las importaciones, al tiempo que endureció las condiciones de financiamiento para productores que no liquiden sus tenencias luego del lanzamiento del dólar soja.

“El Directorio del Banco Central dispuso prorrogar hasta el 31 de diciembre próximo la distribución del cupo mensual vigente para importar y la obligatoriedad de financiar a 180 días las importaciones que se cursan a través de las Simi B”, informó la autoridad monetaria a través de un comunicado de prensa.

El Directorio del Banco Central dispuso prorrogar hasta el 31 de diciembre próximo la distribución del cupo mensual vigente para importar y la obligatoriedad de financiar a 180 días las importaciones que se cursan a través de las Simi B El Directorio del Banco Central dispuso prorrogar hasta el 31 de diciembre próximo la distribución del cupo mensual vigente para importar y la obligatoriedad de financiar a 180 días las importaciones que se cursan a través de las Simi B

De esta manera, se formaliza lo que en la práctica se sabía que iba a suceder ante la escasez de divisas que afecta al BCRA.

Durante su visita a Estados Unidos el ministro de Economía, Sergio Massa, logró destrabar una serie de créditos con el BID y el Banco Mundial que podrían acercarle a las reservas internacionales unos US$ 1.700 millones hasta fin de año.

A eso se suma la liquidación de alrededor de US$ 5.000 millones que prometió sumar el sector agroexportador luego de que el Gobierno ofreció un tipo de cambio diferenciado a $ 200 por dólar.

En línea con esta medida, la entidad a cargo de Miguel Pesce endureció las condiciones para los productores que no liquiden su acopio.

Por ello, fijó la tasa mínima para el financiamiento a productores que mantengan un stock de soja superior a 5% de su producción en el equivalente a 120% de la última tasa de política monetaria.

A su vez, exceptuó de esta tasa a los productores cuyo monto total de financiaciones en el sistema financiero no supere el importe equivalente a $ 2 millones y que acrediten no tener un acopio de su producción de soja superior al 5 por ciento de su capacidad de cosecha anual.

La tasa mínima de interés de 120% sobre la tasa de Leliq se aplicará a todas las líneas de financiamiento en pesos, cualquiera sea la forma de instrumentación, y es complementaria al programa que puso en marcha el Gobierno para que los productores liquiden divisas por exportación de soja a $ 200 por dólar.

Además, el Banco Central aclaró a las entidades del sistema que es obligatoria la apertura de la cuenta dólar linked donde pueden depositar los chacareros.

Retrocedió el dólar paralelo

Por otra parte, el dólar paralelo operó ayer a la baja y cerró en 280 pesos en la punta vendedora, mientras que avanzaron los tipos de cambio financieros y el Banco Central volvió a acumular reservas por tercera jornada consecutiva.

El blue perdió ayer cuatro pesos y la brecha con el tipo de cambio oficial volvió a quebrar el techo del 100% y se ubicó en 89,05%.

En las dos ruedas anteriores el dólar informal había repuntado 14 pesos, luego de desplomarse $ 20 en las dos ruedas previas.

El mercado marginal mostró ayer una alta volatilidad y el billete verde operó en gran parte de la rueda a $ 279, pero volvió a caer tras dos jornadas en alza. El blue bajó 1,41% y cerró el día a $ 280.

Tras el lanzamiento del tipo de cambio oficial de $ 200 para la liquidación de la cosecha de soja durante septiembre, el BCRA compró ayer US$ 426 millones en el mercado de cambios y acumuló 860 millones de dólares en tres días.

Fuentes del BCRA destacaron que, por operaciones con el dólar soja, se registraron ventas por 623 millones de dólares y suman en la semana US$ 1.408 millones.

El dólar sin impuestos subió 47 centavos a $ 148,15 para la venta, según el promedio que surge de los bancos de la city porteña y en el Banco Nación trepó 50 centavos a $ 147,50.

El ahorro o dólar solidario, que incluye los impuestos, subió 78 centavos, a $ 244,45, y el turista o tarjeta ganó 82 centavos, a 259,26 pesos.

El dólar mayorista, que regula el BCRA, avanzó 35 centavos hasta los $ 141,15 para la punta vendedora.

Entre los tipos de cambio financieros, el dólar contado con liquidación, operado con el Global 2030, subió $ 2,7 o 1%, a $ 283,53 para la venta y la brecha con el oficial se ubicó en el 101%.

El MEP o dólar bolsa, también valuado con el Global 2030, avanzó un 1,4%, hasta los $ 272,47 y la diferencia con el oficial llegó al 92,8 por ciento.