Biodiesel santafesino: “hoy ya estamos produciendo más”

Lo afirmó el presidente de la Cámara de Biocombustibles de la Unión Industrial de Santa Fe, Marcelo Kusznierz. “”Hubiese sido muy importante incrementar el corte verde en los combustibles fósiles mucho antes”, lamentó.

Luis Rodrigo

“Hoy ya estamos produciendo más y eso se nota en todo el sector”, resumió el presidente de la Cámara de Biocombustibles de la Unión Industrial de Santa Fe, Marcelo Kusznierz, y dijo que en tan solo dos meses el país se ahorrará unos 200 millones de dólares al sustituirse con combustibles verdes importaciones de gasoil por 150 mil toneladas. Subrayó, además, que desde el sector apunta a “que se comprenda a nivel gubernamental que todos ganamos en este esquema y que la demanda de recursos energéticos con un panorama de restricciones y muy altos precios a nivel internacional va a continuar, por lo que desde el sector esperamos que la medida se convierta en permanente”.


Si de muestra basta un botón, el empresario habla del caso de la empresa que conduce: “nosotros de las 500 toneladas que teníamos asignadas por mes hemos pasado a 600, son 100 adicionales que lógicamente ya están producidas”, indicó.

Ante la ola de críticas y protestas por el desabastecimiento de diésel, el gobierno nacional aceptó subir el corte de biodiésel en el diésel, para intentar (tardíamente) abastecer al mercado. Creó, el 16 de junio, mediante el decreto 330 un corte adicional del 5%, para el caso de las empresas productoras de biocombustibles que ya tienen cupos asignados. Un par de días antes, la resolución 438 de la Secretaría de Energía de la Nación ya había elevado el corte obligatorio del combustible de origen vegeal en el gasoil al 7,5% (por sobre el piso del 5%), en el marco de las atribuciones que le otorga la Ley Nº 17.319, que -como ya fue dicho- se aprobó en 2021 solo con votos del peronismo en el gobierno nacional, antes de la renovación de la Cámaras.

En el país, el aporte de un 5% más de combustible verde en el gasoil “implica sustituir unas 150.000 toneladas de diésel, que la Argentina no tiene y por lo tanto debería importar”, afirmó Kusznierz. Y agregó: “ese es el adicional que ahora recupera el sector Pymes, más el 5% de Carbio, son unos 200 millones de dólares que dejan de salir en concepto de importaciones. Estamos pagando casi tres barcos de GNL (Gas Natural Licuado)”.

Menciona ese combustible que se importa para volver a la posición que, ya en marzo de este año, anticipaba la entidad que depende de la Unión Industrial de Santa Fe, pero que fue escuchada ya para cuando las mangueras de las estaciones de servicios comenzaron a ser cruzadas en señal de desabastecimiento

Ante el panorama internacional de incertidumbres en materia de activos energéticos y de alta demanda en el invierno, hace ya más de tres meses, la Cámara de Productores de Biodiésel santafesina había expresado que con su capacidad ociosa instalada (producto del recorte de su mercado por la nueva legislación que aprobó el Frente de Todos en el Congreso) se podría hacer frente a la crisis, que todavía no se mostraba en la vida cotidiana de los argentinos.

De inmediato, Kusznierz lamentó: “Hubiese sido muy importante incrementar el corte verde en los combustibles fósiles mucho antes, varios meses atrás, para tener un stock de combustibles que hoy volcar a los surtidores de todo el país. Es muy triste ver hoy que la desesperación de los transportistas y la crisis por la falta de gasoil hayan desencadenado este hecho violento e irreparable con la muerte de un camionero en un piquete de otros transportistas”.