10 rasgos del liderazgo millennial

¿Existe un liderazgo millennial ? Estoy convencido que sí. No solo puedo aportar casuística personal, derivada de mi propia experiencia sino que además existen varias investigaciones al respecto que así lo establecen .

Por Ps. Gustavo Giorgi

Luego, pretendo situar las principales características de quienes cursan los 30 años en promedio y poseen la responsabilidad de gestionar personas.

  1. Poco apego a las normas
    En su afán de lograr mayor practicidad en las tareas con su consecuente optimización de tiempos y esfuerzos, los millennials desafían lo que siempre se hizo de la misma forma. En este aspecto, sus cuestionamientos pueden ayudarnos a pensar por las causas reales de existencia de tal o cual cosa.
  2. Cercanía con colaboradores
    Por lo general, estos líderes tienen competencias relacionales desarrolladas y por
    eso pueden rápidamente acortar distancias, logrando empatía y conexión emocional.
  3. Dificultad para poner límites
    Como correlato del punto anterior, si esta cercanía resulta mal manejada podría
    causar serios dolores de cabeza y de hecho he visto en la realidad numerosos ejemplos de esta índole.
  4. Habilidades comunicacionales
    Creen que es importante conversar con su gente y en eso pueden ser hábiles escuchas
    como también conocedores de que los argumentos son importantes. Tal como ellos se niegan a realizar actividades que consideren sin sentido, también suponen que sus colaboradores comparten esta percepción.
  5. Alta orientación a resultados
    Tienen como cierta necesidad de visibilizar acciones y se encaminan fervientemente
    detrás de las metas. Muchísimo más proclives a la medición que las generaciones anteriores, se sienten a gusto con tableros de control, indicadores y otros chiches similares.
  6. Asertividad respecto de sus propios jefes
    Como contrapartida de la dificultad para poner límites a sus colaboradores, podemos
    observar que su manejo hacia las figuras de autoridad es distinto.
    Aquí sí tienden a exponer sus puntos de vista sin ambages, pudiendo ser poco polites en el camino.
  7. Pensamiento digital
    No solo porque demuestran mayor habilidad y cercanía en el dominio de herramientas
    digitales sino sobre todo porque cuentan con la mentalidad que supone un trabajo colaborativo, en red, una transparencia al momento de compartir información y una tendencia a la horizontalidad jerárquica.
  8. Potencian la diversidad
    Se sienten cómodos formando parte de equipos heterogéneos, valoran los distintos
    géneros, experiencias e historias de vida siendo capaces de extraer lo más valioso de cada uno.
  9. Tienen propósito
    Desean trabajar en empresas con propósito claro y desde su lugar intentarán llevarlo adelante junto a su equipo.
    Me resulta difícil pensar que un millennial se enganche a una organización que solo quiere maximizar su ganancia a cualquier precio.
  10. No temen al cambio
    Me encanta oír como los líderes millennials entienden las ambigüedades y soportan el reto de la experimentación. Probar algo, intentarlo y disfrutar en el mientras tanto es, posiblemente, una de las principales fortalezas que esta generación posee y de la que podemos aprender. Claro, si estamos dispuestos a eso.

Ilustración: Soledad Grossi