Proyectan una semana sin lluvias en la región

De acuerdo a la la Guía Estratégica para el Agro (GEA), la humedad en las capas bajas de la atmósfera se mantendrá muy escasa durante la mayor parte de la semana. La falta de lluvias amenaza al trigo en el centro sur santafesino.

De acuerdo a la la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), no se esperan lluvias en los próximos días.

Durante el fin de semana, el viento rotará al sector sur provocando un descenso significativo en todo el centro del país, promoviendo al registro de heladas de moderada intensidad. Las marcas térmicas volverán a ascender progresivamente hacia el final del período de pronóstico en toda la región.

La circulación del viento también estará caracterizada por su variabilidad. En el comienzo del período de pronóstico persistirá del sector norte, pero sólo hasta el sábado, ya que durante el fin de semana cambiará al sur, aumentando la intensidad. Hacia el final de la semana de pronóstico, el viento tenderá a ubicarse nuevamente del sector norte facilitando el incremento térmico en la franja central del país. Se espera una semana con cielo mayormente despejado.

La humedad en las capas bajas de la atmósfera se mantendrá muy escasa durante la mayor parte de la semana. Esto facilitará las condiciones de total estabilidad en toda la franja central del país, inhibiendo la probabilidad de lluvias y promoviendo condiciones de tiempo estable y soleado.

Por su parte, el doctor en Ciencia Atmosféricas, José Luis Aiello, destacó: “Los pronósticos de corto plazo muestran algunas mejoras en la oferta de agua hacia la última década, y siempre con mayor probabilidad sobre la franja este del país”.

El trigo, en problemas

De acuerdo al GEA de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el año pasado en esta misma época se contaban hasta 5 macollos por planta. Hoy, la mayoría cuenta entre 2 y 3 macollos y muy pocos con hasta 4.

“Incluso, en el centro sur de Santa Fe, como en la zona de Cañada de Gómez, a medida que se fue acabando la humedad del suelo, muchos macollos quedaron en el camino. Donde antes se contabilizaban 4, ahora solo quedan 1 o 2 macollos por planta. En poco más el trigo comenzará a encañar y demandará más agua. Es imprescindible que las lluvias se aventuren en la región. Ya se superan las 500.000 ha en condiciones regulares a malas”, explicó el trabajo.

“Con más de tres meses sin lluvias importantes y gran parte del cultivo sin poder ser fertilizado, son muchas las chances de que el trigo no pueda llegar al promedio de las últimas cinco campañas, que fuera de 40 quintales por hectárea”, agregó.

Según describió el equipo de profesionales de la BCR, En El Trébol y los alrededores de Cañada de Gómez estiman rindes de entre 30 y 35 quintales por hectárea, respectivamente, 5 puntos por debajo de lo que obtuvieron el año pasado.

BCR news