Polémica por proyectos de cambios impositivos para el agro santafesino

Un grupo de legisladores oficialistas impulsa un paquete de reformas tributarias para aumentar la recaudación. Desde el ruralismo plantearon sus objeciones.

En línea con la tendencia nacional de un nuevo gravamen a la riqueza, un grupo de 7 diputados santafesinos presentó un proyecto para aumentar el impuesto inmobiliario a los grandes propietarios de extensiones rurales. Leandro Busatto explicó que afectaría a unos 1300 propietarios (un 6% de quienes poseen lotes agrícolas en Santa Fe).

El proyecto, que también prevé reducciones para los pequeños propietarios, pasaría conformar un Fondo, del cual el 38.5 % se usaría para infraestructura rural, el 30 para obras en localidades de menos de 1.500 habitantes, y el resto se distribuiría entre comunas de la provincia.

“Es un atropello”

Ignacio Mántaras, secretario de Carsfe, expresó a las cámaras de Cable y Diario que en medio de la pandemia el sector agropecuario (por ser una actividad a cielo abierto y estar sujeto a ciclos biológicos) tiene que seguir, pese a algunos inconvenientes en temas ligados al transporte, “pero se han tomado los recaudos que permitieron que no haya ningún caso de Covid-19 en ningún establecimiento agropecuario”.

Consultado sobre el proyecto en cuestión, expresó que el impacto es negativo. “7 diputados presentaron este proyecto, que más allá si prospera o no, genera malestar porque se instala con el proyecto de presupuesto aprobado, e implica modificar las reglas de juego del año en curso”. Según destacó, el presupuesto es la herramienta con la cual el Estado prevé sus gastos e ingresos y una vez aprobado por la legislatura les permite a los contribuyentes auditar las cuentas públicas.

En cuanto al inmobilario, remarcó que es un impuesto anual que se fracciona y modificarlo a mitad de año “es un atropello a los contribuyentes y altera el sistema republicano. Nos parece muy grave a nivel institucional”.

Por otro lado, también destacó la gravedad que 7 diputados “ignoren o se pasen por encima lo que ha aprobado la propia Cámara”.

En este sentido, remarcó que tenemos desde 2016 una Comisión de Análisis Tributario integrada por todas las entidades, por 3 diputados, 3 senadores y el Ejecutivo Provincial, en la que año a año discuten el esquema tributario. “También discutimos en este marco algo que ellos plantean como una desigualdad, que es la exención parcial a los pequeños propietarios. Pero esto ya se contempla desde 2012, a través de una ley”.

Mántaras destacó que ese año hubo un incremento muy grande del gravamen del 300 % y allí ya se contempló la situación de los pequeños productores. También desde 2012 en esa Mesa de Análisis Tributario rige el Gran Propietario Rural que incrementa hasta un 120 % el impuesto inmobiliario y eso persiste, y fue aprobado este año.

El ruralista explicó que el trabajo de esta Mesa se ratificó con el cambio de autoridades. “La ley vigente contempla eso. Por eso esto parece un anuncio para la gilada más que una situación de fondo y eso es lo que preocupa. En un mundo en pandemia tenemos 7 legisladores que tienen asesores que nos cuestan caro y esta pandemia ha desnudado que tenemos un Estado ineficiente; y en vez de achicar esos recursos los único que se les ocurre es aumentar los impuestos”.

Problemas de fondo

Según el productor, esta no es la solución de fondo. “El Estado se debería parar frente a la pandemia con una fuerte autocrítica de todos los poderes con responsabilidades y replantearse que tenemos un Estado ineficiente y esta pandemia lo deja en descubierto. Deberían replantear eso y no enviar mensajes ideológicos”.

En cuanto a esto, opinó que “hay una animosidad hacia los actores rurales. Están poniendo al hombre de campo como el malo de la película, cuando Argentina y el mundo necesita alimentos y generamos las divisas para el país. En plena pandemia deberían pensar en las falencias estructurales de la provincia. La provincia tiene problemas de fondo. Hay 78 localidades que no tienen internet, y eso son niños que no tienen acceso a una educación básica, esos problemas de verían estar resolviendo los legisladores”.

Inseguridad rural

Consultado sobre los delitos en zonas rurales, expresó que gran parte de estos delitos los productores no lo denuncian. “Nosotros insistimos que lo hagan a través del RUPP. Es lo habitual, pero sorprenda la rotura de silobolsas en plena pandemia, una seguidilla cada dos días, muchos de ellos en nuestra provincia. Muchas localidades establecieron limitaciones al tránsito de camiones, y los productores no podían enviar granos a los puertos, y por eso muchos recurrieron a las silobolsas, pero se están dando estos daños a los silobolsas, por maldad misma, y esto es algo que sorprende. Por eso creo que con esa animosidad con la que nos tratan de especuladores, de contaminantes, etc., tal vez sea incentivada por esos dichos”.

CampoLitoral