Todos los comercios minoristas de la provincia pueden vender a distancia

El secretario de Comercio Interior, Juan Marcos Aviano, explicó que el requisito es enviar por correo electrónico el protocolo correspondiente al rubro y las declaraciones juradas de los trabajadores. Y luego contar con esa documentación ante posibles inspecciones.

“Hoy, cualquier comercio minorista puede vender a distancia, con la entrega al domicilio del cliente y utilizar cualquier medio de transporte que quiera, ya sea propio, o también mediante un servicio de cadetería, de delivery”.

En esos términos resumió la situación a El Litoral el secretario de Comercio Interior de la provincia, Juan Marcos Aviano, y estableció a la vez los alcances de las medidas de flexibilización de la cuarentena, en orden a permitir el desenvolvimiento de mayor
actividad económica.

A tal efecto, el funcionario explicó que no existe estrictamente la necesidad de una autorización expresa, sino que hay una habilitación casi automática, en tanto se cumplimenten los requisitos de enviar el protocolo de actuación del rubro que corresponda, y declaraciones juradas de cada uno de los empleados.

Tenés que leer

El comercio santafesino prepara su plataforma web para vender online

“El comercio envía al correo electrónico protocolocovid@santafe.gob.ar el protocolo del rubro y las declaraciones juradas de los dos trabajadores (porque estamos planteando en los comercios chicos hasta dos empleados permitidos que actúen en el lugar, además del propietario, para armar los paquetes y las entregas). Enviando eso al correo electrónico, se le devuelve una confirmación de recibido y eso se da como el OK. Luego el comercio debe tener, por las dudas, en el local, el protocolo impreso y las declaraciones juradas, por si llega a haber algún control, alguna inspección”.

En tal sentido, Aviano remarcó que nadie que lleve a cabo el trámite está expuesto a que el mismo sea rechazado, ni tendrá que aguardar una tramitación para que se le expida la habilitación. “Cumplidos estos requisitos, el comercio va a poder funcionar. Lo que puede ocurrir es que en un control en la calle o en el local, si hay alguna incompatibilidad, el comercio tenga que ser clausurado. Pero en realidad hoy lo que más se está controlando es la circulación de personas en la vía pública; después están las recomendaciones del protocolo”.

Al respecto, confirmó que antes de la actual apertura “había más de 4.500 empresas de las actividades ya exceptuadas” que ya habían confeccionado y enviado sus respectivos protocolos.

En cuanto a los controles, explicó que “estamos coordinando con Municipios el control de los comercios, Trabajo por los protocolos y por supuesto con la Policía, muy en contacto, para que tenga la documentación que se debe exigir a cada transeúnte, a cada conductor, para demostrar que está habilitado a poder circular, porque está trabajando en alguna actividad exceptuada. Yo creo que el sistema se está mejorando”, evaluó.