Importante avance de las obras de red cloacal

El Ing. Cristian Martínez, Gerente Obras Civiles de Capitel SA informó que las obras de colector cloacal, estación de bombeo y la impulsión tienen un avance importante y que la tarea más gruesa estaría lista para fines de febrero. Una solución definitiva para todo el distrito del Puerto Santa Fe.

A partir del emprendimiento del shopping Puerto Plaza Mall and Towers ubicado en uno de los ingresos a la estación local, se puso en marcha una obra cloacal que dará respuesta definitiva “a todo el distrito” con un tendido de colector principal de 500 milímetros de diámetro, una estación de bombeo totalmente automatizada y una red de impulsión que conducirá los efluentes hasta la estación elevadora principal de Aguas Santafesinas SA.

Las tareas están a cargo de Capitel SA y el gerente de Obras Civiles, Cristian Martínez, describió en detalle cómo nacieron las obras y las respuestas que brindará al Puerto de Santa Fe. “Actualmente se dispone de un solo colector cloacal que nace en lo que es el complejo Amarras y pasa por debajo de donde están construyendo el shopping Puerto Plaza Mall and Towers. Se trata de un caño de 200 milímetros, lo que lo hace obsoleto. Cuando piden la factibilidad para construir el centro de compras nuevo surge que con ese diámetro de caño no podía ser, no alcanzaba. Por ello, Aguas Santafesinas SA. elabora un master plan para todo el distrito del puerto de cloacas, Torres Puerto Santa Fe hace un convenio con el Ente Administrador y Capitel SA se encarga de realizar la obra”.

Señaló luego que “sin esta estación de bombeo y sin la impulsión -que es lo que lleva los líquidos hasta la estación de bombeo ubicada frente al Club de Regatas- no se podría ampliar ni sumar más servicios” y detalló que “esta obra consta de un colector principal de 500 milímetros que viene desde la rotonda ubicada frente a la planta de Shell que se conecta con la estación de bombeo. Esos son unos 500 metros de tendido. Y desde la estación sale un caño de impulsión de 350 milímetros, a presión, hasta frente a Regatas que es un kilómetro y medio, aproximadamente”.

 Los tiempos

Martínez expresó que “la obra civil de la estación de bombeo tiene un avance de un 70 por ciento y podría concluirse a fines de febrero. Mientras tanto ya van a ir instalando los tableros, las bombas, más todo el equipo de telegestión (porque todo se va a controlar desde la planta de ASSA) con lo cual las tareas se podrán extender hasta marzo o abril. Luego comienzan las tareas para probar las bombas, los tableros y el funcionamiento del resto del equipamiento electromecánico”.

Destacó que “esta obra centralizará el servicio de recolección de efluentes del todo el distrito. Actualmente el dique 1 y dique 2 ya disponen de cloacas a través de la red existente. Lo que nosotros hacemos es captarlos y traerlos hasta esta estación de bombeo. El resto del distrito podrán una vez terminada la obra conectarse al servicio mediante obras de menor complejidad, ya que la obra primaria de mayor inversión es la que estamos ejecutando en esta instancia”.

Una obra definitiva

El ing. Martínez puso de relieve que “este tipo de obras -que diseñó ASSA- generalmente toman en cuenta el crecimiento vegetativo y ésta dará respuestas a todo lo que está en marcha y lo que ya funciona, como también a lo que está previsto. Como si estuvieran todas las torres habitadas y todos los espacios ocupados. Ocurre que estas son obras que se calculan con demanda de una proyección a varias décadas, y con un margen de seguridad suficiente para poder afrontar a futuro”.

Puntualizó que “hay que tener en cuenta que esta estación tiene seis metros de diámetro y seis metros y medio de profundidad lo que lo constituye en un emprendimiento importante. El sistema se controla por telegestión desde la planta de Aguas en Ituzaingo. Desde allí se monitorea en tiempo real el funcionamiento de todos los dispositivos de la estación de bombeo”.

Finalmente describió que otro elemento que la hace particular “es que, el ingreso al pozo de bombeo, cuenta con un “canasto automático de limpieza” que es el que barre con la mugre que se arroja como trapos, algún plástico u otro elemento. Esta tarea la cumple de modo automático con una cinta transportadora que, periódicamente, lleva los desperdicios a un receptáculo. Hay que tener en cuenta que en otras estaciones esta tarea se realiza en forma manual, lo que conlleva mayores gastos y tiempo de mantenimiento. Así que desde el punto de vista de ingeniería y de operación, es un verdadero ejemplo”.

Lo que falta

Martínez sostuvo que el “grado de avance de la estación de bombeo está en un 70 por ciento y lo que es el colector principal está terminado, solo resta un pequeño tramo para vincularlo con el pozo de bombeo; mientras que la impulsión está avanzada en un 60 por ciento. Lo bueno es que se pudo atravesar la zona más crítica donde están casi todos los frentistas así que lo que queda se concretará a un ritmo mucho más rápido, estimamos que la obra gruesa puede estar lista a fines de febrero. Luego comenzarán las pruebas hidráulicas de la cañería, puesta a punto de las bombas, el sistema de telegestión, etc”.