La cebada en Argentina con más problemas que el trigo

La producción de cebada en Argentina se proyecta en 4.1 Mt para 2018/19. En gran parte de la pcia de Buenos Aires el mal tiempo recorte en gran medida la producción nacional proyectada. En la región de Rosario la calidad no presenta inconvenientes.

 

Según el informe mensual del Ministerio de Agroindustria a fines de noviembre, el 45 % del área de cebada se encuentra en condiciones regulares o malas. La primera estimación de la producción de cebada por parte del Ministerio alcanza 4,1 millones de toneladas (Mt) a nivel nacional, representado un caída del 19 % respecto al año pasado. En consonancia con el organismo gubernamental local, según datos del FAS (Foreign Agricultural Service) del USDA, la producción estimada sería de 3,74 Mt, por debajo de la última estimación del USDA de 4,7 Mt de la anterior campaña. Este cambio radical en la producción se da al comparar dos campañas muy diferentes. En la 18/19, los rendimientos fueron significativamente más altos de lo normal, cerca de 4,5 toneladas por hectárea en 1,1 millones de hectáreas, según datos del FAS.

Las malas condiciones y la consecuente caída en la producción se dan debido a que gran parte del área sembrada con el cereal se encuentra en la provincia de Buenos Aires, la cual ha pasado por un déficit hídrico marcado en gran parte del período de definición de rindes para el cereal. En las últimas 4 campañas, la provincia de Buenos Aires acumuló el 93 % del área sembrada con cebada, encontrándose una densidad mayor del área en el oeste, suroeste y sur de la provincia de Buenos Aires. Según datos del Ministerio de Agroindustria, el rinde estimado para la campaña 19/20 es de 30,8 qq/ha, lo que representa una caída del 17 % respecto a la campaña anterior donde se habían obtenido buenos rindes. Gran parte de esta disminución de la producción se da por la disminución de los rindes ya que el área estimada prácticamente representa el mismo tamaño que el año pasado, con 1,30 M ha a nivel nacional.

Según el último reporte del FAS, la cebada se vio afectada más gravemente ya que las duras condiciones afectaron a los cultivos en una etapa más avanzada, lo que causó un impacto mayor que el del trigo. Se espera que los rendimientos en el área de cebada en la parte oeste de la Provincia de Buenos Aires (de norte a sur) y La Pampa sean entre un 25 y un 30 por ciento más bajos que el promedio. Las lluvias en la parte Sureste de la Provincia de Buenos Aires fueron más abundantes y se espera que los rendimientos sean normales. El FAS estima hectáreas cosechadas con cebada en la Argentina por un total de 1,02 millones de hectáreas con un rendimiento promedio de 3,66 toneladas por hectárea.

 

Según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) desde agosto en adelante, la región que cubre la provincia ha tenido un déficit respecto a lo normal de entre 100 y 300 milímetros. Las reservas hídricas según la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA), sobre todo este período se mantuvieron escasas, generando esta caída en los rendimientos a lo largo de todo el período fenológico de la cebada limitando el potencial de rinde continuamente.

Según datos de fuentes de mercado a principios de diciembre, el avance de cosecha en la región (Santa Fe – Córdoba – Norte de Buenos Aires) es de un 50% sobre un total de 150 mil hectáreas sembradas esto es el 8% del total del país.  Según comentarios de participantes del mercado, los rindes en la región son mejores a lo esperado, marcando un 10% arriba del promedio de los últimos 3 años.

En cuanto a calidad, se espera que la menor disponibilidad de agua haga que el calibre de los granos de cebada producidos en gran parte de las zonas no alcance el estándar de cervecera. Por esto se espera que una mayor proporción de la cebada sea inferior al estándar de maltería. Según los datos del mercado, en la zona (Santa Fe, Córdoba y norte de Buenos Aires) no se presentan problemas sanitarios, por lo que los análisis de micotoxinas (DON) no están indicando alarma en ningún caso. El principal motivo de rechazo en acopios es por alta proteína, arriba de 13% que es el máximo por especificación. Estos valores se repiten de la cosecha pasada que también fueron muy altos. Los niveles de proteína y calibre llegan en valores de medio a altos. Por otra parte, está entrando a los acopios mercadería con altos valores de humedad. El exceso de humedad puede generar problemas en la calidad al momento del secado.

Según las proyecciones del agregado del USDA, las exportaciones de cebada se proyectan en 2,4 Mt. Las exportaciones de cebada forrajera en 19/20 se esperan en 1,3 millones de toneladas, mientras que las exportaciones de cebada cervecera se pronostican en 1,1 millones de toneladas, destinadas principalmente a países sudamericanos. Según datos de Line-ups se puede inferir que el 95 % de las exportaciones de cebada salen de los puertos del sur de Buenos Aires (Bahía Blanca y Necochea). Esta distribución sigue el mismo patrón que la localización de la producción de cebada a nivel nacional. Debido a la mayor producción en la campaña pasada, se espera una recomposición de stocks iniciales en la campaña 19/20. Esto hace que también, a pesar de la reducción en la producción, las exportaciones esperadas para este ciclo no caigan demasiado. Si la producción de cebada se mantiene arriba de 4 millones de toneladas, los mayores stocks permitirían mantener una proyección de exportaciones de 3 millones de toneladas.

En la campaña comercial 18/19, que terminó en noviembre, según datos de INDEC y Line-ups, se estima que las exportaciones de cebada cervecera alcanzaron 1,4 Mt mientras que las exportaciones de cebada forrajera alcanzaron 1,9 Mt, totalizando 3,3 Mt. En promedio, según datos de Line-ups, en las últimas 3 campañas, más del 41 % de la cebada se dirigió hacia América del Sur y más del 43 % se dirigió hacia Oriente Medio. Los principales destinos de la cebada argentina son Arabia Saudita (26 %), Brasil (22 %), Colombia (13 %), Emiratos Arabes Unidos (6%) e India (4 %). Según datos del FAS, la demanda de cebada argentina, especialmente para uso forrajero, se debilitará durante la temporada de cosecha local ya que los stocks mundiales estarían aumentando debido a la mayor oferta en Europa y los países del Mar Negro, lo que complicaría el precio y la colocación del cereal en los destinos extra-América del sur.

Respecto a la industrialización de la cebada a nivel doméstico, este año se espera que supere el millón de toneladas alcanzando el nivel de la campaña 2014, en donde se habían industrializado 1,02 Mt según datos del Ministerio de Agroindustria. Cinco plantas malteadoras en Argentina (una muy pequeña) se distribuyen principalmente en el sur de la provincia de Buenos Aires y una en Rosario con una capacidad total de procesamiento en el país de 1,05 millones de toneladas. Por ende, se espera que este año y el año que viene, estas plantas operen a plena capacidad.

 

Bolsa de Comercio de Rosario