“Hemos respondido al objetivo de Miguel Lifschitz sobre obra pública”

La definición es de José Garibay. Dijo que son 370 los trabajos concluidos; otros 100 en marcha y hay pliegos finalizados para nuevas licitaciones.

Mario Cáffaro

Los patios del Club Naútico Azopardo, con la playa extendida por la bajante de la Setúbal -en la capital provincial-, fue el lugar elegido por el ministro de Infraestructura y Transporte, José León Garibay, para presentar junto a su equipo de trabajo y ante los medios de comunicación el balance de lo actuado en estos cuatro años.
“El Ministerio de Infraestructura y Transporte lo crea la gestión del gobernador Miguel Lifschitz, respondiendo al objetivo concreto de optimizar la coordinación entre diferentes áreas y así poder fortalecer uno de los ejes prioritarios de su gestión. El objetivo se resume en estudiar, proyectar, construir, reparar, ampliar y mantener la infraestructura provincial, promoviendo su integración territorial, una mejora continua, cuantitativa y cualitativa de la misma. Trabajamos para generar infraestructuras que sirvan para producir, pero también para garantizar bienes públicos en cada uno de los pueblos y ciudades que integran la provincia”, señaló.
El ministro precisó que son 370 las obras ya finalizadas, otras 100 están en marcha con distinto ritmo de ejecución y destacó que hay licitaciones en marcha, pliegos ya finalizados para que la próxima gestión lleve adelante las convocatorias a oferentes si así lo cree conveniente.
Cuatro años atrás, la designación de Garibay fue una de las primeras realizadas por Lifschitz anunciando la intención de su gobierno de apostar a renovar parte de la infraestructura. Para ello tuvo los mayores recursos federales originados a partir del fallo de la Corte Suprema de Justicia de noviembre de 2015 que reconoció el planteo de Santa Fe sobre Impuesto a las Ganancias y aporte a la autarquía Afip. Luego llegó la autorización de la Legislatura para emitir bonos por 500 millones de dólares y créditos muy blandos de fondos árabes.
Garibay estructuró la tarea en cinco ejes: obras viales, obras hídricas, obras de saneamiento, obras urbanas y de transporte. Puso en marcha 21 programas. “El ministerio de Economía nos acompañó para buscar financiamiento”, reconoció. “Hemos cumplido el objetivo asumido al inicio de la gestión donde Lifschitz planteó como eje la obra pública y este ministerio debió coordinar áreas que estaban discordinadas. Dejamos a Omar Perotti y a los funcionarios que lo acompañen esta posta con lo realizado en doce años por el Frente Progresista y en los cuatro de Lifschitz”.
El ministro destacó que se pensó la infraestructura “como un elemento de cohesión social, una base para el desarrollo, ya que no son solo en obras y estructuras concretadas, sino trabajos que conectan, mejoran y transforman realidades”.

Las diferentes áreas
El trabajo de la cartera pasa por los cinco ejes:
* Saneamiento: detalla los avances del programa de acueductos, las plantas de tratamiento levantadas en varias poblaciones para garantizar el acceso de agua segura a todos los santafesinos y también el sistema de desagües cloacales en muchas localidades. En el programa de acueductos, en tres años la gestión informó haber invertido 10.801 millones de pesos
* Recursos hídricos: señala que son 50 las obras en canales y otros 10 en ejecución. También hay trabajos interprovinciales como La Picasa, San Antonio y el Vila – Cululú. A esto suman obras de protección urbana contra inundaciones en 15 localidades. Además, la puesta en valor del sistema de alerta.
* Vialidad: ejecutaron 240 kilómetros de nuevos pavimentos; 1.030 kilómetros de repavimentaciones; 2.400 de reparaciones integrales y 250 kilómetros de enripiado para darle acceso seguro a todas las poblaciones.
* Transporte: destaca la potenciación de los dos aeropuertos públicos y el desarrollo portuario con eje en los de Rosario y Santa Fe. En el ahora Aeropuerto Metropolitano Santa Fe dio cuenta de una inversión de 360 millones de pesos para repavimentar la pista, las calles de rodaje, así como modernizar el sistema meteorológico y su eliminación.
* Obras urbanas: subraya la tarea con municipios y comunas, en todos los casos con proyectos ejecutivos ejecutados o contratados por los gobiernos locales. Menciona 110 obras en grandes avenidas o accesos; desagües urbanos de gran magnitud como el Larrea, Llerena, Mariano Comas, Gorriti o El Sable en la ciudad capital. Advierte que quedaron 15 con proyectos ejecutivos finalizados o ya licitados. La inversión estimada en desagües urbanos totalizó 5.700 millones.