Industria: el uso de la capacidad instalada bajó al 59,1 por ciento en junio

Los datos corresponden al relevamiento del Indec. El sector automotriz es el más afectado, ya que trabaja el 34 por ciento de su potencial de producción.

La utilización de la capacidad instalada de la industria bajó durante junio al 59,1 por ciento, frente al 61,8 por ciento de igual mes del año pasado, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Esta merma en la utilización de las instalaciones, máquinas y procesos del sector fabril, se correlaciona con la caída del 6,9 por ciento que tuvo la actividad industrial en junio, según el propio Indec.

Los bloques sectoriales que durante junio presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron: industrias metálicas básicas (80,2 por ciento), refinación del petróleo (73,8 por ciento), papel y cartón (68,7 por ciento), productos minerales no metálicos (67,1 por ciento) y productos alimenticios y bebidas (59,8 por ciento).

El bloque correspondiente a edición e impresión registra un nivel de utilización similar al nivel general (59,1 por ciento), mientras que los rubros por debajo de la media fueron: sustancias y productos químicos (57,2 por ciento), productos del tabaco (54,6 por ciento), productos textiles (53,5 por ciento), productos de caucho y plástico (50,1 por ciento), la industria metalmecánica excepto automotores (48,2 por ciento) y la industria automotriz (34 por ciento).

Este último sector viene atravesando varias suspensiones de personal. Su utilización del 34 por ciento de la capacidad instalada estuvo por debajo incluso del 47,7 por ciento del año pasado.

Ayer se conoció la noticia de que la automotriz Honda dejará de fabricar autos en Argentina a partir del año próximo como parte de una decisión global.

Hasta el momento, la compañía japonesa producía el modelo HR-V en su planta de la localidad de Campana, con 9.000 unidades por año.

Construcción en baja

Por otro lado, las ventas de insumos para la construcción cayeron 7,5 por ciento en julio de este año en relación con igual mes del 2018, de acuerdo con el índice Construya.

En cambio, al comparar con junio, los volúmenes despachados en julio registraron un aumento de 10,3 por ciento desestacionalizado.

En los primeros siete meses del año el Índice Construya acumuló un descenso de 14,5 por ciento, en comparación con el mismo período del año anterior.

Este índice mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos que fabrican las empresas que conforman el Grupo Construya.

Lo integran ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio; pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas; pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.

caída. La capacidad ociosa es correlato del derrumbe de la actividad fabril.