Advice, también para viajeros

Desde hace treinta años, Advice Prep School capacita a niños, adolescentes, trabajadores y profesionales de la ciudad de Santa Fe, y, además, prepara a turistas que salen a conocer el mundo.

Así lo aseguró Susana Berutti, directora de la institución: “siempre les abrimos las puertas, porque uno tiene que bajar el nivel de ansiedad. En dos meses pueden aprender algunas situaciones que le van a ocurrir y las llevan prendidas con alfileres: cómo pedir un taxi, funciones de la lengua que, en el avión de vuelta los alfileres se van a ir desprendiendo y van a quedar porque uno enseña con un objetivo”, comentó, al tiempo que añadió que “lo que se intenta es que esa sensación de angustia del -voy y no voy a saber-, cubrirlas con funciones de lengua que los ayuden en estas situaciones”.
Sin embargo, aclaró: “magia, no”. “Cuando le ofrecemos un curso a un adulto, le decimos que es como mínimo tres años, para adquirir vocabulario; el otro también tiene necesidad de entenderte y no te va a estar corrigiendo, tiene la misma necesidad de cubrir tu expectativa: el hecho es que uno tenga mínimamente un rudimento, esencialmente en vocabulario. Después, lo usará en pasado, en presente, en futuro…y fundamentalmente el hecho de comunicarse”, explicó.
En tanto, Virginia Berutti, manifestó que “son grupos reducidos, cuatro horas semanales” y que “el hecho de haber disfrutado esos días de clases hace que uno vaya con los rudimentos y con otro espíritu. Uno también les da la tecnología para ver si tienen en su celular un diccionario con fotitos, o una App que pueda traducirse”, opinó.

Intercambios y exámenes
Susana también informó que Advice realiza un programa de intercambio orientado a alumnos regulares de una carrera terciaria o universitaria. “Tienen la posibilidad de ir a trabajar a Estados Unidos, incorporarse al staff de trabajo general durante el periodo de vacaciones de su cursado en Argentina” y “hacen un trabajo que tiene que ver con la industria del turismo, trabajan en hoteles o centros de sky, porque, lógicamente, el programa es en pleno invierno, en nuestro verano”. Allí –indicó- “tienen es la posibilidad de reforzar su nivel de inglés, abrirse a otro espectro cultural totalmente distinto y no ser turistas: es un programa de intercambio cultural que tiene la Embajada de Estados Unidos a través de diferentes sponsors habilitados para dar esta visa temporal de trabajo legal, es decir, los participantes van a trabajar por esos tres meses con las mismas garantías que un trabajador en Estados Unidos, pero, para acceder, necesitan un nivel de lengua de socialización”.
Finalmente, Susana recordó la importancia de acercarse a certificar el nivel de inglés, para lo que Advice ofrece IELTS (International English Languaje Test System), que es progresivo y “viene certificado por el Concejo Británico, válido para toda la Mancomunidad Inglesa, mucho más amplio que solo los exámenes de Cambridge”.

“En dos meses pueden aprender algunas situaciones que le van a ocurrir y las llevan prendidas con alfileres: cómo pedir un taxi, funciones de la lengua que, en el avión de vuelta los alfileres se van a ir desprendiendo y van a quedar porque uno enseña con un objetivo”.