Con trabas a exportaciones se diluye “Proyecto Nueva Zelanda”

En junio pasado, el gobernador Antonio Bonfatti viajó con una comitiva de productores principalmente del sector lácteo, a Nueva Zelanda.

Sin dudas, la provincia tiene mejor ojo que la nación para apuntar a buenos mercados. El potencial de negocios con Oceanía no es comparable con los mercados africanos del ex secretario Guillermo Moreno.
A su regreso, tanto funcionarios como tamberos mostraron entusiasmo, aunque un miembro de la comitiva admitió: “podemos comerciar con ellos, incorporar su gran tecnología, no tienen problemas de dólares, pueden invertir mucha plata, pero nos dijeron: hacemos negocio en el 2015”.
Dicen que a la distancia todo se ve más claro, e indudablemente el dicho popular está en lo cierto. Después de limitar las exportaciones de carne, el gobierno ahora iría por las de la leche. ¿Será que los neozelandeses la vieron antes que los propios argentinos?
En diálogo con Fisherton CNN, Guillermo Giannasi, Director del Comité de Lechería de la FAA, analiza el cuadro de situación:
“El cierre de las exportaciones impactará brutalmente en los 10.000 productores y no bajará ni el litro de leche ni el kg de queso”.
Giannasi explicó que el sector ya viene soportando un achicamiento en los últimos 10 años.
“Eramos 18.000 tamberos, ahora solo somos 10.000.  Vendemos la leche a $3,10 y el consumidor la paga a $9 / $11”. Y agregó “La amenaza de limitar las exportaciones será una realidad porque el gobierno todo lo que anuncia lo hace”
Al ser consultado sobre las perspectivas de los tambos que han sobrevivido a la década, el Director de la FAA dijo: “Hay más tambos en riesgo. Acá no pierden ni los industriales ni los supermercadistas, pierden los productores y los argentinos”