Para la UIA es «preocupante» la caída fabril

El directivo Héctor Méndez dijo que hay recesión en seis de cada diez rubros y que las medidas oficiales "no son las que imagina o pretende" el sector industrial.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, consideró este miércoles "preocupante" la caída de la producción, con bajas en casi el 60% de los sectores, según un informe de la entidad, y advirtió que las acciones del Gobierno para revertir la situación "no" son las que el sector "imagina o pretende".
"Es preocupante, lo venimos avisando, no es que nos agarra de sorpresa, es ya una tendencia que se aceleró en los últimos meses", subrayó el directivo.
La UIA difundió un informe según el cual en abril la producción manufacturera cayó 3,7% interanual y 3,8% contra marzo último, para una contracción de 2,2% interanual en el primer cuatrimestre. 
Ese reporte consignó además que "58% de los rubros observados presentaron contracciones" en abril y que "la industria continúa profundizando las caídas en el nivel de actividad observadas desde el último trimestre de 2013".
La perspectiva es de "no mucha mejora. Nos manejamos con números, no con deseos ni el corazón, dos más dos es cuatro. No mejora mucho la cosa", planteó Méndez en diálogo desde Ginebra, Suiza, con radio Splendid.
Cuando se le consultó si observaba acciones del Gobierno para revertir la situación, contestó que "en algunos casos sí, pero es así en todo el mundo, es una obligación, porque los políticos son administradores nuestros y como tales tienen que actuar; en España leí que habrá créditos para la industria". 
"Los gobiernos deben reaccionar así, no es que reaccionan como un favor, es porque deben reaccionar así, no hay una dicotomía tan grande, tienen que estar aliados con nosotros y nosotros con ellos", agregó. Repreguntado sobre el tema, admitió que las acciones del Gobierno "no son las que imaginamos o las que pretendemos".
En ese sentido, recordó que la UIA hizo llegar una serie de iniciativas, y mencionó que "solamente en el tema impositivo dieron el paso más importante, y nosotros lo reconocimos como un logro".
"Uno evita las discusiones políticas, qué más quisiera que las empresas trabajen a full, ganen y vendan. Acá en Ginebra uno ve que el sector privado es generador de trabajo y no puede ser tratado como si fuera una dádiva lo que nos dan. No es dádiva, es una necesidad", enfatizó.