La inflación en marzo se mantuvo en el 3%

A pesar de las estimaciones oficiales que aseguraban que la inflación de marzo iba a ser "marcadamente" inferior a la de febrero, los analistas privados alertan que el costo de vida en el mes que acaba de terminar volvió a ubicarse por encima de 3 por ciento.

Si bien el dato oficial recién se dará a conocer en quince días, las mediciones de consultoras privados anticipan que por cuarto mes consecutivo la inflación cruzó la barrera de 3% y que para lograr la tan anhelada desaceleración habrá que esperar por lo menos hasta que se conozca el índice de abril.

El último fin de semana, el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, había afirmado que la inflación de marzo "va a ser marcadamente inferior por la cuestión de que los efectos de este clima más o menos caótico que se vivió en enero y febrero, y que estuvo basado en conductas especulativas, desaparecieron en la segunda quincena de febrero y la primera de marzo".

La estimación, sin embargo, no es compartida por los economistas y analistas privados, que coincidieron en destacar que el rubro de alimentos y bebidas tuvo un mes mucho más tranquilo que el de febrero, pero señalaron que, como contrapartida, se registraron fuertes aumentos en educación, transporte e indumentaria.

"De acuerdo con nuestra medición, en la cuarta semana de marzo la inflación fue de 0 por ciento, pero los aumentos en las primeras semanas habían sido muy fuertes, con lo cual, para esperar un índice cercano a 2 por ciento, habrá que esperar por lo menos hasta que se conozca el dato de abril", señaló el economista Carlos Melconian, que proyectó para marzo una inflación de 3,8 por ciento.

"Los alimentos tuvieron un mes más tranquilo, pero, en cambio, hubo subas muy fuertes en educación, a partir de los aumentos en los colegios privados, y en transporte, por los incrementos en la tarifa del subte y en los taxis", agregó Camilo Tiscornia, que estimó para marzo una inflación de 3,5 por ciento.

En principio, el panorama para abril se presenta un poco mejor, pero los economistas alertan sobre el impacto que tendrán el aumento en los combustibles -hoy sufrirán un incremento de 5%, con lo cual en el año ya acumulan una suba de 20%- y la quita de los subsidios en gas y agua.

"Los precios mayoristas acumularon en los primeros dos meses del año una suba cercana a 10 por ciento, lo que se traduce en mayores costos para las empresas. Y, en principio, no parece fácil que estos mayores costos puedan ser absorbidos por las empresas en un contexto en que la economía no está creciendo", afirmó Fausto Spotorno, economista jefe del estudio Orlando J. Ferreres, que también estimó para marzo una inflación de 3 por ciento.

Más allá de las aspiraciones oficiales, el efecto de la devaluación de enero continuó impactando en los precios de los alimentos, que, según el relevamiento de la asociación Consumidores Libres, en marzo sufrió una nueva suba de 3,21 por ciento.

Los aumentos del mes fueron liderados por alimentos frescos como las naranjas -que tuvieron un alza de 19,5%-, los tomates (17%) y algunos cortes de carne, como la bola de lomo, la carnaza y la falda, todos con incrementos por encima de 4 por ciento.

Con esta suba, según Consumidores Libres, los alimentos acumularon en los primeros tres meses de 2014 una suba de 11,2 por ciento.