En la edición pasada nos referimos a  la importancia de la alimentación para el personal  trabajador  de su empresa y destacábamos que si bien dentro de la ley laboral no existe obligatoriedad para dar de comer a los empleados,  es reconocido los beneficios que esto conlleva al trabajador; tanto es así que la tendencia es proveer una comida planificada a los mismos. Muchas empresas, industrias y acuerdos laborales ya lo han puesto en práctica reconociendo  que la alimentación es uno de los factores que condicionan el rendimiento físico, la salud y la productividad.
Numerosos bares y confiterías de Buenos Aires brindan un excelente servicio y a un costo bastante inferior al de nuestra ciudad. Sería interesante saber por qué.
El hábito de mezclar entre la familia y la empresa las cuestiones cotidianas de dinero y de patrimonio, es algo que conviene cambiar.
En épocas de grandes cambios que afectan la confianza del consumidor es fácil caer en discursos conformistas, como “¿viste cómo está todo?”, “no hay un mango en la calle” o “¿qué querés que haga? si todo va mal” 
Se festeja el 16 de agosto el día del despachante de aduana, sin asueto y de overol.
Esta convulsión condiciona todo tipo de decisiones y muy especialmente tiende a paralizar el mercado inmobiliario.
Página 8 de 13