Las habilidades más valoradas y requeridas por las empresas

08 Ago, 2017 ¡Escribe el primer comentario! Visto 443 veces

(0 votos)

LinkedIn, una de las principales redes profesionales virtuales vinculadas al mundo del empleo, ha sacado a la luz un ranking en el que aparecen las competencias más demandadas por las empresas a lo largo del 2016. Este estudio se basa en las ofertas de trabajo y búsquedas que se realizan por ese medio.

En la lista para este año, destacan sobre todo las habilidades vinculadas con la transformación digital y el análisis de la información a través del uso de las nuevas tecnologías. Estas competencias son transversales y se han posicionado como básicas para cualquier industria que quiera seguir siendo competitiva.
Las preguntas que surgen entonces son: ¿cuáles son esas competencias asociadas a la transformación digital? ¿Es posible adquirirlas? ¿Cómo se desarrollan?
Existe hoy un consenso en el mundo organizacional sobre la clasificación de las competencias en dos grandes ámbitos; las competencias específicas o técnicas y las funcionales. Las primeras son aquellas que se requieren para llevar a cabo en forma efectiva las responsabilidades y actividades propias de un puesto determinado. Las funcionales incluyen a las habilidades necesarias para desempeñarse exitosamente en un departamento, sección o unidad de negocio dentro de una organización y están asociadas a la gestión.
Sin embargo, en el contexto de la transformación digital, esta clasificación de las competencias parece, al menos, insuficiente. La distinción entre especialistas y funcionales no responde a los requerimientos del mercado laboral asociado al conocimiento. La versatilidad y la curiosidad son las llaves para abrir las puertas a la transformación que proponen las nuevas tecnologías.
Los cambios en el mercado de trabajo y la creciente sustitución del trabajo manual por herramientas tecnológicas han aumentado la necesidad de que cada vez sean más las personas que tengan estas habilidades. Las organizaciones requieren crecientemente de perfiles que se destaquen por su creatividad, innovación y colaboración. Los trabajos especializados están cada vez más centrados en la resolución de problemas no estructurados y en el análisis eficaz de la información.
No obstante, la búsqueda de captar saberes asociados al uso de la tecnología es una condición necesaria pero no suficiente incluso para las personas más calificadas. Se requieren otros comportamientos sin los cuales se hace muy arduo enfrentar el desafío de la transformación.
Resulta complicado el funcionamiento de una organización que incorpora nuevas tecnologías cuando esto se hace sin diseñar planes para trabajar en los procesos de adecuación de lo existente con lo nuevo. La tensión entre esos modelos es inexorable. Esta situación incluye inevitablemente a las personas que trabajan en esa organización
Ahora bien, ¿cómo se trabaja en el desarrollo de las competencias requeridas en la era digital? El desarrollo de competencias en el contexto de transformación digital implica que las personas sean capaces no sólo de adueñarse de su destino profesional, sino también de trabajar para identificar cuáles son las competencias requeridas en cada instancia, para poner en juego todas sus habilidades de aprender y descubrir. Esa es la clave del éxito.

 

Visto 443 veces