Para el Gobierno, la economía se consolida y hay "buenas perspectivas"

17 Ago, 2017 Escrito por  ¡Escribe el primer comentario! Visto 172 veces

(0 votos)

En su Monitor de la Economía Real mostró avances en casi todos los sectores menos en el textil; crece la inversión, se expanden con lentitud las exportaciones y hay dudas aún sobre el consumo masivo; afirman que tras las PASO, hay mejores expectativas.

Todo brote verde se ve más verde, sobre todo si crece en el jardín propio. Para el Gobierno, aunque "falta mucho para hacer aún", la economía pasó de una etapa de recuperación a otra de consolidación del crecimiento. Sensaciones a explotar camino a las elecciones de octubre.
"Este es el más verde de todos", afirmó Lucio Castro, secretario de Transformación Productiva del Ministerio de Producción, hoy al mediodía al presentar a un grupo de periodistas el Monitor de la Economía Real, una especie de panorama de la evolución de índices clave y de datos destacados de algunos sectores de la economía. De los números seleccionados, todos aparecen en verde (con una variación positiva) menos los correspondientes a la inflación, el consumo (ambos en amarillo) y al sector textil, todavía en rojo (con caída).
"Aun falta mucho, pero pasamos de un proceso de recuperación a uno de consolidación del crecimiento", afirmó Castro, acompañado por Paula Szenkman, subsecretaria de Desarrollo y Planeamiento Productivo. Ambos ya trabajaban juntos en Cippec antes de llegar al Gobierno. "De los 15 sectores en la economía hay 12 en crecimiento. Hay además una difusión de la expansión", agregó Castro, que se mostró además optimista ("hay buenas perspectivas") con el crecimiento que puede mostrar la economía en 2018 pese a que se prevén aumentos en las tarifas de servicios. Para eso, señaló el Gobierno instrumentó la tarifa social y un régimen especial para empresas electrointensivas que reduce el costo de la energía.
Más allá de la afirmación del funcionario, sólo se mencionaron las variaciones de diferentes indicadores y no los índices absolutos, que marcan aún sólo una recuperación. Por ejemplo: tanto el Estimador Mensual Industrial (EMI) como el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), ambos del Indec, mostraron en sus últimos publicaciones variaciones porcentuales altas y positivas pero frente a un año de ajuste con caídas pronunciadas. Más gráfico: si la economía fuera un kiosco, en 2015 vendía diez caramelos; en 2016 vendió cinco y ahora estaría comercializando ocho. Básicamente, la economía está todavía recortando la caída de 2016, por lo menos según muestran los números del organismo estadístico.
Pero el Ministerio de Producción que conduce Francisco Cabrera es más optimista. En su informe, remarca que el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) subió 3,3% en mayo y acumula en el año una suba de 1%. A este dato, se le aplica la misma interpretación que la del ISAC y las del EMI. Además se señala que la inversión en el segundo trimestre subió 9,8%, según datos propios la dependencia que conduce Castro, pese a los malos números que publicó la semana pasada Cepal de 2016 y a que los analistas estiman que la inversión está actualmente un poco por encima de 15 puntos con relación al PBI, lo que luce bajo.
Por otro lado, el monitor destaca la suba de 1,5% del empleo registrado total en mayo. No obstante, el empleo privado sólo subió 0,2% en la medida desestacionalizada respecto abril (cayó específicamente en la industria) y el mayor avance se da entre los monotributistas (principalmente porque gracias al ajuste de la escala, varios autónomos se sumaron a ese régimen), lo que en ese caso no implica la creación de empleo privado registrado nuevo.
"Lo que está pasando en la industria es que, después de un año de la producción relevante, se está pasando de la recuperación a la consolidación", repitió Castro específicamente para este sector. Señaló que incluso la Fundación Protejer observa una mejora en el sector textil, el único que sigue en caída (fue de -4% en junio, la menor baja en ocho meses). "A los dos motores de recuperación que mostraba la industria, la construcción y el agro, se suman ahora la energía y la recuperación del consumo", agregó el secretario de Transformación Productiva.
Castro indicó que el consumo mejora específicamente en lácteos, bebidas, carne y artículos de limpieza y que, toma datos de la consultora World KantarPanel, en los sectores de menores ingresos aumentó en junio 6% con relación a un año atrás. En en este sentido, los funcionarios indicaron que la baja de la inflación (pese a que todavía está en niveles preocupantes, según declaró ayer el Banco Central), y la mejora de los salarios (+2,2% real entre enero y mayo), según el Indec, promovió mayores compras. No obstante, el consumo masivo cayó 2% en junio. Esto se debe en parte, según estiman en el Gobierno, al traslado de los consumidores hacia el canal mayorista, algo que si se verifica en los datos de los consultores privados. Por eso, el secretario trajo a la mesa las nuevas estrategias de dos grandes hiper de congelar precios.
Para el Gobierno, no sólo la obra pública en la construcción -hecho que, como ocurre con el agro, produce un fuerte derrame en la industria- es la que tira sino que se rescató que crecen las ventas de insumos como cemento en bolsa, o sanitarios, que están relacionados con la construcción privada (el 75% del sector). Para Producción, esta reactivación es consecuencia de la generación de demanda (el fuerte crecimiento de los créditos hipotecarios). El Monitor de la Economía Real recoge el alza de 41% de las escrituraciones en territorio porteño durante junio y de 43% en el primer semestre. Las escrituras a través de crédito crecieron 166%.
Pese a que el Gobierno muestra el peor déficit comercial desde 1994, las conclusiones sobre esta balanza son positivas. Las exportaciones que crecen, dicen en Producción, son las manufacturas de origen industrial. Este se da, aclaran, gracias a la quita de retenciones y a la mejora de reintegros. "El 80% de las importaciones son energía, bienes de capital e insumos", afirmó Castro, pese a que crecieron considerablemente las de bienes de consumo también, sobre todo autos de origen brasileño (de los más vendidos localmente). "Muchas empresas tenían inversiones demoradas porque necesitaban modernizar su parque productivo", estimó el funcionario sobre los bienes de capital, que ve buenas perspectivas también para la línea blanca de cara a lo que resta del año. Es un optimismo que, en ese sector, no llegó a todos.

Visto 172 veces