Cocheras privadas: intentan reflotar el proyecto de regulación en Rosario

Desde 2014 que hay una iniciativa en el Palacio Vasallo que pretende ponerle un freno a los aumentos de los estacionamientos que, en algunos casos, llegan a cobrar hasta $100 la hora.

Ignacio Pellizzón

“Estoy indignado, no lo puedo creer”, dijo Roberto, un vecino, cuando se enteró de que le habían aumentado el precio de la cochera $200 y sin previo aviso. “Desde hace un año que me vienen haciendo lo mismo y no sé con quién quejarme, porque otra opción no me queda”, aseveró enojado.
Lo que le sucede a Roberto no es un caso aislado. Son cientos de inquilinos que se encuentran contra la espada y la pared a la hora de reclamar costo-calidad en los estacionamientos privados que ofrecen estadías mensuales.
“Desde 2014 trabajamos sobre una iniciativa que busca regular el precio de las cocheras estableciendo cuáles serían tarifas razonables según lo que se cobra en el estacionamiento medido de cada zona”, señaló la concejala María Eugenia Schmuck el año pasado cuando intentó revivir su proyecto para ordenar a los estacionamientos de la ciudad. Sin embargo, desde hace cinco años la iniciativa sigue trabajada en el Concejo.

En primera persona
Rubén vive en barrio Martin desde hace algunos años. A fines de 2017 se compró un auto y decidió alquilar un espacio en una cochera de calle Alem entre San Juan y pasaje Santa Cruz, porque no tenía ninguna intención de dejar el coche a la intemperie.
“Empecé en marzo de 2018 pagando $1.800 mensuales, lo cual no me parecía barato, pero tampoco descabellado entendiendo la zona en la que está ubicada y lo atestado de autos que está el barrio”, contó Rubén a este medio.
“Con el paso de los meses la cuota fue aumentando progresivamente a razón de $200 pesos cada dos meses aproximadamente bajo la excusa de que la inflación se disparaba y la devaluación encarecía todo, algo que me llamaba la atención porque los únicos gastos que tiene el estacionamiento son luz, agua, alquiler y algunos empleados que están en negro”, continuó.
El arbitrio con el que se manejaban en el estacionamiento empezó a generar que el vecino mantuviera una mirada más crítica sobre el servicio que le estaban prestando. “Empecé a notar que la cochera se inundaba cada vez más seguido con las lluvias, además de la falta de desagües que hay en el subsuelo por el lavadero que allí funciona”.
“También -prosiguió Rubén- me pasó en la época de las Colectividades que tuve que esperar siempre entre 10 y 15 minutos para guardar mi auto en mi lugar porque estaba sobrepasado de vehículos y siempre había alguno en mi espacio”.
“Otra de las calamidades que sufrimos a diario todos los inquilinos, que no recibimos ticket fiscal alguno a la hora del pago mensual, es que después de las 12 de la noche la reja que da al subsuelo dejó de funcionar eléctricamente y ahora el sereno -un pibe menor de edad- debe ir personalmente a agarrar la cadena y empezar a tirar durante 20 minutos, por lo menos, para que la reja se eleve al nivel de que pase el auto”, contó.
“Por supuesto que, muchas veces, para no hacer transpirar tanto al muchacho y no esperar tanto, te sugieren que subas el auto a la planta alta y lo estaciones en un espacio que no te corresponde dejándoles las llaves. Y aquí hay una injusticia porque yo pago mensualmente para poder llevarme la llave, ya que de lo contrario la tarifa sería menos costosa”, detalló Rubén, y disparó: “Y ahora me acaban de aumentar $200 de nuevo y ya estoy pagando $2.600 y estoy acorralado, porque el auto en la calle no lo puedo dejar porque no hay lugar y acá me están estafando, con un inmueble que no tiene ningún mantenimiento y expuesto a los abusos que mencioné”.

Archivado
En septiembre del año pasado, la concejala Schmuck intentó reflotar, nuevamente, una iniciativa que pretende regular las cocheras privadas de Rosario con el argumento de que una hora de estacionamiento en Rosario cuesta $100 o más.
El servicio de estacionamiento en cocheras privadas está declarado como servicio público impropio por ordenanza municipal, es por eso que la edil elaboró una propuesta que intenta regular sus precios. Los representantes del sector estaban dispuestos a dialogar, pero creían que los precios deberían ser regulados por “libre competencia”, algo que ha quedado demostrado que no funciona.
“Cuando hablamos de un servicio público, nos referimos a un servicio que está fuertemente ligado al interés general y que debe adecuarse a las normas que la administración pública establece para proteger ese interés. Nuestra iniciativa pone la mirada en eso, entendemos que el abuso en las tarifas perjudica directamente a ciudadanos que, por la imposibilidad de estacionar en vía pública, se ven obligados a pagar tarifas exorbitantes”, había respondido Schmuck al respecto.
Una cochera que en 2009 cobraba $6 la hora, en la actualidad cobra más de $70 por el mismo período y los precios aumentan si se trata de camionetas. Tras un exhaustivo relevamiento que realizó el equipo de trabajo de Schmuck en más de 30 playas de estacionamiento, “notamos que sólo en los últimos cuatro años el rubro ha aumentado hasta un 181%”, dijo y añadió: “El Concejo puede fijar tarifa a partir de esto, con un mínimo y un máximo, no una tarifa fija”.
De aplicarse la propuesta de la edila, los precios del estacionamiento, por ejemplo, podrían reducirse en un 22% en Zona A, en un 13% en la Zona B y hasta en un 49% en la Zona C.
Además, la concejala radical afirmó que es necesario regular el precio mensual de las cocheras. Según el estudio realizado los valores oscilan entre $2.000 y $3.000 y no todas brindan el servicio jornada completa.

——————————-

RESALTADO

Según estimaciones, los valores de los estacionamientos privados oscilan entre $2.000 y $3.000 y no todas brindan el servicio jornada completa.