Aeropuerto Metropolitano. Creció 300 % la cantidad de pasajeros

Durante enero y febrero pasaron unos 17.000 pasajeros por la aeroestación. Se transformó en el aeropuerto que más creció en el país en cantidad de pasajeros y duplicó al segundo, Corrientes.

Cada vez más gente elige volar desde Santa Fe a Buenos Aires y viceversa. Y cada vez hay más opciones de vuelos (más horarios —frecuencias— y más empresas). En consecuencia, la realidad palpable confirma lo que dicen los fríos números de las estadísticas: en un año creció la cantidad de pasajeros transportados un 303 % en el Aeropuerto Metropolitano de Santa Fe, con un total de 122.141 pasajeros, en 3.599 vuelos. Lo que arroja un promedio de unos 10.000 pasajero por mes. La cifra comparativa desde febrero de 2018 a la actualidad fue divulgada en el último informe mensual por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación.

El aumento de pasajeros se debe no sólo a que muchos que antes utilizaban otro medio de transporte ahora optaron por volar, sino también a que en el último año se incrementaron las ofertas de vuelos en el aeropuerto metropolitano. A los servicios de Aerolíneas Argentinas se sumaron desde junio del año pasado los vuelos de Avianca, y en noviembre, los de Flyest.

El exponencial crecimiento de la cantidad de pasajeros colocó a Sauce Viejo en el tope del ránking de aeropuertos del país, y duplicó la cifra respecto del segundo. La variación acumulada entre febrero de 2018 y 2019 muestra que el Aeropuerto Metropolitano de Santa Fe creció el 303 %, mientras que le sigue Corrientes, con el 133 % y completa el podio mucho más abajo Mendoza, con el 34 %.

Según estiman las autoridades de la aeroestación, en base a las últimas estadísticas, durante el transcurso de este año la cantidad de pasajeros “seguirá aumentando”, dijo Santiago Amézaga, director del Ente Autárquico del Aeropuerto Metropolitano Santa Fe. Durante enero y febrero ya volaron 17.013 pasajeros (8.218 en enero y 8.795 en febrero).

 

A Bariloche

“Nunca antes se había transportado a tanta gente —dijo Amézaga—, duplica lo transportado el año pasado, aunque hay que aclarar que en enero de 2018 el aeropuerto estuvo cerrado por refacciones”.

Si bien casi la totalidad de los vuelos son a Buenos Aires y viceversa, desde el año pasado también se ofrecen vuelos a Mar del Plata —con conexión en Aeroparque—, y también unos 2.000 jóvenes volaron desde Sauce Viejo a Bariloche para celebrar el fin de curso escolar.

Consultado respecto de la posibilidad de sumar vuelos a otros puntos turísticos del país, Amézaga dijo: “En este contexto de país, este año nos abocamos a mantener y garantizar los vuelos que tenemos y tratar de mejorar las frecuencias y los horarios con las mismas compañías. Además, estamos en tratativas con tres compañías low cost”.

 

Suman servicios

Por último, cabe mencionar dos importantes inversiones que brindarán un mejor servicio en la estación de Sauce Viejo. El primero tiene que ver con la incorporación de un micro de pasajeros para trasladar a los viajeros desde la Terminal de Ómnibus santafesina hasta el aeropuerto. Dicho servicio comenzará a funcionar antes de fin de mes. Y el otro anuncio realizado por Amézaga es la convocatoria a las empresas gastronómicas a la licitación de la concesión del bar, que fue restaurado, renovado y ampliado. El director anticipó que el lunes próximo se brindarán más detalles al respecto.

 

 

Nueva tecnología para la detección de rayos

El Aeropuerto Metropolitano de Santa Fe incorporó nueva tecnología para detectar rayos y mejorar así la seguridad. Este sistema brinda información con alertas detectando los rayos que se producen tanto entre nubes como aquellos que tienen impacto en tierra, e informando dónde se producen las descargas (ubicación geográfica con una precisión menor a 175 m). Dichos datos permitirán estimar el efecto que las descargas podrán tener sobre los aeropuertos y sus operaciones.

La Empresa Argentina de Navegación Aérea SE, organismo del Ministerio de Transporte, amplió las ventajas de seguridad y operativas de su Servicio de Detección de Descargas Eléctricas en Sauce Viejo, al igual que en otros 17 aeropuertos: Bahía Blanca, Formosa, Iguazú, Jujuy, Catamarca, La Rioja, Mar del Plata, Mendoza, Paraná, Posadas, Resistencia, Río IV, San Juan, San Luis, Santa Rosa, Santiago del Estero y Termas de Río Hondo.

El personal que trabaja en las plataformas de dichos aeropuertos recibió capacitación para conocer los protocolos de seguridad y planes de acción diseñados para proteger su integridad física cuando se active una alerta amarilla o roja de actividad eléctrica. El sistema permite, además, acortar los tiempos de suspensión de operaciones en los aeropuertos cuando se produce actividad eléctrica, evitando interrupciones innecesarias.

El nuevo equipamiento comenzó a funcionar en Aeroparque, El Palomar y Ezeiza cuando se pusieron en marcha los operativos de seguridad previos al G20, y luego también en Córdoba, Iguazú, Rosario, Salta, San Fernando y Tucumán.