Perfil de vencimientos de la deuda pública nacional

Hasta el 2024 vence deuda por U$S 190.525,9 millones, el 62,6% del total, dice el informe del Centro de Estudios y Servicios de la BCSF.

Hasta el tercer trimestre de 2018 inclusive, la Deuda Pública Bruta Nacional, ascendía a U$S 307.656,5 millones, representando dicho volumen el 95,4 del PBI.

Así lo indica, un trabajo del Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio, que describe la evolución, situación actual y perfiles de vencimiento a futuro de la Deuda Pública Bruta Nacional, entendiéndose por ésta la suma de la denominada “deuda performing” (que es aquella en situación de pago normal o al día, consolidada y con intereses) y la deuda elegible pendiente de reestructuración (Se adjunta el trabajo completo).

En dato relevante del informe, que analiza el período comprendido entre los años 2004 y 2040, es la concentración de vencimientos previstos entre 2018 y 2024, que asciende a US$ 190.525,9 millones, es decir el 62,6% del total.

Para los años 2025 a 2034, el monto a pagar disminuye a U$S 84.302,1 millones, el 27,7% del total; y para los años comprendidos entre 2035 y 2040, la deuda se ubica en U$S 29.918,2 millones, el 9,8 %.

 

Respecto del periodo 2018-2024, aclara el trabajo, que los pagos por el crédito stand by formalizado en junio de 2018, representa el 7,8% del total de pagos en concepto de capital a realizarse en el período. Completan el monto, el vencimiento de capital por adelantos transitorios del BCRA por U$S 12.292,7 millones (6,4%), y los títulos públicos y letras del Tesoro por U$S 145.838,4 millones (76,6%).

Del análisis de los vencimientos de la deuda, el trabajo concluye, entre otras consideraciones, que en un futuro cercano (próximos 6 años), vencerá un importante monto de ella, tanto de capital como de intereses y que tomando en cuenta el contexto macroeconómico recesivo actual del país, es probable que el gobierno nacional decida recurrir a una reestructuración de deuda que le permita postergar los pagos para el mediano y largo plazo.

 

Del análisis de los vencimientos de la deuda, el trabajo concluye, entre otras consideraciones, que en un futuro cercano (próximos 6 años), vencerá un importante monto de ella, tanto de capital como de intereses y que tomando en cuenta el contexto macroeconómico recesivo actual del país, es probable que el gobierno nacional decida recurrir a una reestructuración de deuda.