Se pone en marcha el Sistema de Información sobre Sequías

El sistema, que será coordinado por el Servicio Metereológico Nacional, aportará información útil para la toma de decisiones de gobiernos e instituciones públicas y privadas para reducir la vulnerabilidad frente a la sequía; el desastre natural con mayor impacto económico.

Se pone en marcha el proyecto de Diseño e Implementación de un sistema de Información sobre Sequías para el sur de Sudamérica (SISA), que llevará adelante el Centro Regional del Clima para el Sur de América del Sur (CRC-SAS), y que será coordinado por el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina (SMN). El proyecto es financiado por Euroclima+, programa de la Unión Europea destinado a apoyar la implementación de los compromisos del acuerdo de París, y se inscribe dentro de la componente “Reducción del Riesgo de Desastres: Sequías e Inundaciones” del programa.

“El Sistema de Información sobre Sequías para el Sur de Sudamérica aportará información útil para la toma de decisiones de gobiernos e instituciones no gubernamentales, públicas y privadas, y contribuirá al diseño de políticas públicas y acciones de planificación y preparación tendientes a mitigar los daños, aumentar la resiliencia y reducir la vulnerabilidad frente a la sequía, el desastre natural con mayor impacto económico”, señaló el SMN.

El SISA desarrollará índices y productos que permitan monitorear el inicio, intensidad, extensión espacial y finalización de una sequía. El sistema también implementará técnicas modernas para el pronóstico de la evolución temporal de una sequía. Además de los aspectos climáticos, el SISA desarrollará herramientas para estimar el tipo y magnitud de posibles impactos sobre diferentes sectores y actividades en base a las condiciones de sequía observadas o pronosticadas.

En los primeros tres años, el SISA se enfocará en el estudio de impactos de la sequía sobre tres sectores socioeconómicos: la producción agropecuaria, la generación de energía hidroeléctrica y el transporte fluvial de bienes y mercaderías.

“El propósito del SISA es reemplazar las acciones reactivas frente a eventos de sequía por un enfoque proactivo. La respuesta más frecuente a una sequía es la asistencia de emergencia una vez que el evento se torna en una crisis. Estas respuestas generalmente son apuradas e ineficientes. Un enfoque proactivo, en cambio, involucra acciones de planificación y preparación anteriores al evento, que permitan gestionar riesgos y reducir vulnerabilidades”, explica María de los Milagros Skansi, responsable técnico del proyecto por Argentina.

El problema de la sequía

La sequía es el desastre natural más dañino y a la vez es el más difícil de monitorear, identificar, analizar y gestionar. En el contexto de cambio climático, las consecuencias de este fenómeno se verán exacerbadas ya que se espera que aumente la frecuencia e intensidad de los eventos secos.

Un estudio piloto del SISA se enfocará en la relación entre las sequías y el transporte de bienes y mercaderías a lo largo de la Hidrovía Paraguay-Paraná (HPP). Con una longitud comparable a la de otras importantes vías fluviales del mundo como el sistema Danubio-Rin en Europa o el Mississippi en Norteamérica, la HPP es un componente fundamental de la infraestructura de transporte de Sudamérica, proporcionando acceso al mar a naciones mediterráneas como Paraguay y Bolivia.

La energía hidroeléctrica representa un porcentaje importante de la matriz energética de muchos de los países miembros del SISA. La falta de lluvia o nieve puede causar una disminución importante en la generación de energía, con consecuencias serias para la economía y el ambiente de esos países.