Productores solicitan medidas urgentes para evacuar el agua de los campos

En esa zona del departamento 9 de Julio la situación hídrica es sumamente complicada. “Se está tratando de salvar el ganado, ya que la superficie cultivada se ha perdido en un 100%”, explicaron los productores. El nulo escurrimiento se genera por la contención que ejerce el terraplén de las vías del ferrocarril y el canal a cielo abierto que corre paralelo a la Ruta N° 91.

El departamento 9 de julio está conformado por 1.775.000 hectáreas. Desde principios de este año las lluvias en la región, como en las provincias de Chaco y Santiago del Estero dejaron al distrito bajo el agua. Allí unas 200 mil hectáreas cultivadas se perdieron en un 100%, junto a las 500 mil hectáreas con pasturas para el ganado.

“Las 800 mil cabezas de ganado están en una situación de riesgo máximo. Se está tratando de sacarlos hacia otros lugares, siempre que la cantidad de agua permita el trabajo. Llevándolos hacia los terraplenes que conforman las rutas o sosteniéndolos en pequeñas alturas, que actualmente son escasísimas”, expresaron los productores de la localidad de Antonio Pini, que se encuentran en una situación muy complicada por la masa hídrica que cubre el 100% del territorio.

En este sentido agregaron que “se está tratando de salvar el ganado, ya que la superficie cultivada se ha perdido. Todo por la falta de escurrimiento hacia el curso natural debido a la contención que ejerce el terraplén de las vías del ferrocarril y el muro de contención del canal a cielo abierto que corre paralelo a la Ruta Provincial N° 91 no lo permiten”.

El paraje ubicado entre Tostado y Pozo Borrado, tiene la mayoría de los campos cubiertos de agua. Uno de los problemas más importantes es la nula salida del agua, debido a la falta de alcantarillas, cruces de agua y puentes sobre las vías del ferrocarril como sobre la traza de la Ruta Provincial N° 91, que generan “un dique” de contención que impide el normal escurrimiento de las aguas en su curso natural.

En este sentido los productores manifestaron que en innumerables ocasiones llevaron adelante acciones para destapar algunas alcantarillas, permitiendo en una mínima parte la salida de las aguas.

Pedido

Por otra parte la Sociedad Rural de Tostado, junto a entidades intermedias de la ciudad, le enviaron esta semana una carta al gobernador Miguel Lifschitz con cuatro puntos en los que solicitan una serie de obras y medidas tendientes a paliar la crítica situación que se vive en la zona.

“Que se cumplan de forma urgente los cortes correspondientes a la Ruta Provincial N° 91, al canal a cielo abierto y a las vías del ferrocarril que impiden el normal escurrimiento del agua y el encausamiento de la masa hídrica hacia el este de la Ruta Provincial N° 95”, afirman las entidades en el documento.

Además piden la urgente limpieza y mantenimiento de los canales y agilizar las acciones tendientes al relevamiento de datos y la consiguiente ejecución de obras para el corto y mediano plazo, minimizando los efectos climáticos. “Solicitamos en carácter de urgente la intervención del organismo que corresponda, al ver que las aguas se están dirigiendo hacia el casco urbano y haciendo notar que este es un pedido social”, destacaron.