Maíz: se espera un 37% más de producción que la campaña pasada

La Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario estimó 44 millones de toneladas. Vuelven los altos niveles de rindes maiceros: las principales 5 provincias productoras del país.

Con un rinde nacional de 78,8 quintales por hectárea, casi 5 quintales por encima del promedio de los últimos 5 años, la primera estimación hecha sobre la condición del cultivo de maíz muestra una producción de 44 millones de toneladas. Así lo proyecta la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario en su último informe.

“Con un 3,5% más de superficie este año, ahora con un total de 6,66 millones de hectáreas —5,58 para cosecha comercial—, y un ambiente de alta productividad afianzándose, habría un 37% más de producción maicera”, estimó el centro de estudios.

De esta manera, la nueva campaña de maíz supera con creces las 43 millones de toneladas proyectadas en informes anteriores.

Sin embargo, las próximas 3 semanas son muy importantes. Junto a las condiciones medio ambientales de los próximos meses para las siembras tardías, pueden determinar ajustes sobre las cifras de rinde y producción.

Santa Fe sube al primer lugar en el podio de rindes maiceros. Con 96,5 qq/ha, la provincia encabeza el pelotón de rindes provinciales estimados, frente a los 70 que promedió en la 2017/18.

Le sigue Córdoba con 86,2 qq/ha, que crece sobre la marca del año anterior en un 43%.

Buenos Aires, en su gran territorio, obtendría un promedio provincial de 81 qq/ha.

Entre Ríos parece atravesar un gran momento productivo con las gramíneas. Podría repetir el gran éxito que tuvo con el trigo, ahora con el maíz pasando a obtener 72 qq/ha.

En soja, las lluvias recortan 100 mil hectáreas a la siembra. Las recientes lluvias vuelven a complicar la posibilidad de concretar siembras y resiembras.

Tras el reciente episodio de lluvias, en el norte y centro sur de Santa Fe, sudoeste de Chaco, Entre Ríos y centro de Buenos Aires ya resignan siembras. Se destaca en especial el temporal de lluvias en Chaco. El epicentro de descargas fue en Resistencia. Los 224 milímetros medidos en solo 24 horas marcan un nuevo récord de lluvias, superando por lejos el evento que en 1973, durante los primeros 10 días del mes de enero dejó un acumulado 222 milímetros. En el sudoeste provincial, donde se concentra la actividad agrícola, el 30% de los cuadros está muy complicado tras el evento, cómo cuadros de girasol, esperando la cosecha, totalmente perdidos.

En el resto, las siembras están muy atrasadas. En soja se implantó alrededor del 70% cuando ya se tendría que estar terminando. Hay mucha incertidumbre, no se sabe cuándo se podrá volver a sembrar y el retraso significa una pérdida de 30 kg/ha por cada día de atraso sobre el rinde potencial.

Por otro lado, hay altas probabilidades de nuevas lluvias importantes sobre el centro y norte de Santa Fe para las próximas 24 a 48 horas, destaca el GEA.

Ante la continua presión fluvial, 2 millones de hectáreas de la oleaginosa están en condiciones regulares a malas. La superficie comprometida por los excesos hídricos se estima entre 500 a 700 mil hectáreas, unas 200 mil más que hace una semana y se descuentan 100 mil hectáreas de la intención de siembra nacional.

De esta manera el área de intención de la oleaginosa se actualiza en 17,8 millones de hectáreas cuando resta por sembrar un 8% del área.

Las lluvias siguen complicando la cosecha triguera en Buenos Aires. Restan aún por cosechar en Buenos Aires el 40% del área triguera.

De todas maneras, con el avance de las labores de recolección de trigo, se afianzan los rendimientos estimados, manteniendo los resultados, con un promedio nacional de 30,7 qq/ha, aunque seguirán las revisiones. Por consiguiente, se sigue estimando la producción de trigo 2017/2018 en 18,7 millones de toneladas.