Prevén u$s 665 millones de inversión en hoteles gracias a incentivos fiscales

La Legislatura porteña aprobó la ley que prevé beneficios de hasta 27,5% para nuevos hoteles, computables contra Ingresos Brutos, y de hasta 60% para remodelar existentes

En un contexto de dólar alto, se prevé que la llegada de extranjeros crezca, al igual que el turismo interno, pero en los últimos años hubo pocas aperturas de nuevos hoteles y gran parte de los existentes no invirtieron en reformas o mejoras, en virtud de la baja rentabilidad del negocio de los últimos años, por escasa ocupación y tarifas a la baja. Por eso, el Gobierno de la Ciudad impulsó un proyecto de ley, aprobado días atrás por la Legislatura porteña, que otorga hasta un 27,5% de beneficio en forma de crédito fiscal a quienes construyan un nuevo hotel o de hasta un 60% a quienes remodelen o amplíen en forma sustancial uno existente. Ese crédito fiscal es aplicable contra el pago de los Ingresos Brutos generados por el hotel durante los 10 años siguientes a su otorgamiento.
Según estimaciones de investBA (Agencia de Promoción de Inversiones y Comercio Exterior porteña), la nueva ley alentará inversiones por u$s 665 millones hasta 2024, ya que se prevé la construcción de 60 nuevos hoteles y la remodelación de unos 70 existentes (cerca de un 33% de la oferta actual) de diversas categorías, en ese lapso, precisaron desde el Ente de Turismo de la Ciudad (Entur), que será la autoridad de aplicación de la ley. Se estiman, además, 1900 nuevos empleos directos y 6000 indirectos.

Incentivar el turismo
El Gobierno porteño proyecta un gran crecimiento del turismo, con un alza de 30% en arribos de extranjeros para el primer semestre de 2019 y estima que, ante la escasez de aperturas en los últimos años y el estado de gran parte de los hoteles existentes, era necesaria esta ley para alentar nuevas inversiones. Desde el Entur proyectan que, por el alza del turismo en la ciudad, la tasa de ocupación hotelera superará el 85% a fines de 2019 en todas las categorías de alojamiento. Por eso, estiman que para 2022 faltarán (de no haber nuevas inversiones) tres hoteles de 5 estrellas, 13 de 4, 17 de 3, 18 boutiques y seis apart-hoteles. De hecho, aseguran que ciudades de la región como Lima, San Pablo, Santiago y Bogotá proyectan en promedio 1500 habitaciones nuevas para los próximos tres a cuatro años, mientras que Buenos Aires sólo estimaba 700, antes de la aprobación de esta ley. La ley, con una vigencia a 5 años, prevé un recupero de hasta el 27,5% de la inversión en nuevos hoteles contra el pago de Ingresos Brutos; el beneficio en sí es del 10% del desembolso, pero con un 2% o 5% adicional según el barrio donde se encuentre, para alentar nuevas zonas como La Boca, Barracas o Parque Patricios, entre otros. Para ampliaciones, mejoras o equipamiento (tanto mobiliario como decoración o servicios) de un establecimiento existente, el porcentaje de recupero asciende a un máximo del 60% de la inversión, a razón de un 40%, al que se le agrega un 10% adicional si el titular es una PyME y otro 10% extra si es APH, es decir, “Área de Protección Histórica”, de alto valor patrimonial. “Esta ley era una cuenta pendiente con el sector hotelero y la impulsamos para aprovechar la oportunidad del turismo, que atraviesa un momento de auge. Impacta positivamente en la competitividad del destino, ya que muchos hoteles no tienen modificaciones desde hace más de 20 años”, explicó Gonzalo Robredo, presidente del Entur.