Plan Ganadero santafesino: diálogo, consenso y trabajo conjunto

La ministra Alicia Ciciliani instó a los ganaderos a adoptar tecnologías que incrementen la productividad. El ruralismo sostiene que sin la habitabilidad garantizada es muy difícil mejorar la eficiencia.

El gobierno santafesino presentó un nuevo Plan Ganadero Provincial con una ceremonia en Casa Gris. Más allá de eventuales contrapuntos, el plan demuestra que hay diálogo, consenso y trabajo conjunto con todas las entidades del campo. 

Ante el gobernador Miguel Lifschitz, los lineamientos del programa fueron esbozados desde un video institucional, al que la ministra de la Producción, Alicia Ciciliani, le sumó conceptos. “Tenemos dos millones de vientres en Santa Fe; y tenemos un millón de terneros; ¿por qué no tenemos un millón ochocientos cincuenta mil” ?, se preguntó la funcionaria, que se contestó a si misma: “cuando los productores quieran trabajar junto con el mundo científico-tecnológico y el Estado para hacerlo, de otra forma no va a suceder”.

En otro pasaje de su intervención, Ciciliani reveló que en la curtiembre Arlei de Las Toscas, una de las mayores proveedoras de cuero para tapizado de autos europeos y asiáticos de alta gama, deben importar la materia prima. “Los cueros los estamos trayendo de otras provincias, porque la calidad desde la producción ganadera hasta la forma de faena en los frigoríficos, afectan la calidad”, se lamentó.

En cuanto a los aspectos específicos del Plan Ganadero, se trabajará “desde la sustentabilidad y con eje en la aplicación de Buenas Prácticas Ganaderas”. Para la ganadería vacuna las acciones se basan en el Programa Más Terneros para mejorar la cría, aplicando tecnología, manejo reproductivo y sanitario, nutrición y Buenas Prácticas Ganaderas. Y se complementa con el “Programa de financiamiento accesible con bajas tasas de interés”, el “Programa de desarrollo de tecnologías apropiadas” y el “Programa de diferenciación de las carnes”.

También se mencionó la propuesta de un standar sanitario único para frigoríficos “con el fin de reducir la informalidad, favorecer el empleo decente y la inocuidad de los alimentos”. A lo que se sumó comercialización por cuartos y distribución por cortes “para mejorar la eficiencia de la cadena en su conjunto”. Se planteó la aspiración de una cadena láctea “eficiente y competitiva”, con Buenas Prácticas y mayor transparencia a partir del precio de referencia (que se publica en la provincia desde el gobierno de Hermes Binner), financiamiento y pago de la leche por atributos de calidad.

Y también se mencionó a las carnes alternativas que “acompañan las proyecciones de la carne vacuna en el mundo”. Por ello se habló del impulso a cuencas porcinas y desarrollo de ovinos y caprinos; caballos y peces.

Voces especializadas

El presidente de CRA, Dardo Chiesa, que asistió para presentar ArgenCarne, una expo que tendrá lugar en San Justo en mayo de 2019, consideró que el Plan está “sólidamente concebido” pero se permitió hacer una sugerencia a tono con los tiempos modernos en los mercado más desarrollados. “Metan Huella de Carbono -apuntó-, porque no es lo mismo cien vacas emitiendo para sacar 50 terneros que para sacar 80; y esto a nivel mundial es muy fuerte y potente”. Además, consideró que en el mundo existen posibilidades de financiamiento para mejorar los indicadores de emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero). “Esto es un capítulo que generalmente se escapa”, alertó.

A su turno, el representante de Sociedad Rural Argentina, Guillermo Cullen, tras agradecer la invitación al acto, sostuvo “Cuando hablamos de gente, sabemos que necesitamos infraestructura, que el campo no tiene; por más que queramos hacer un Plan Ganadero, podemos tener las vacas pero necesitamos la gente que esté en el campo; necesitamos caminos, escuelas, comunicación y todavía estamos lejos de eso”, remató. Más tarde, el presidente de Carsfe, Carlos Castagnani, tras valorar la iniciativa oficial también hizo mención a la necesidad de “evitar el éxodo del campo” y pidió por electrificación, caminos y apoyo financiero.

Germán Mina, representante de la 1° Circunscripción del Colegio de Veterinarios, valoró los planes sanitarios de la provincia, pero abogó por un “plan de recuperación ambicioso” de la ganadería, para que “en cinco años tengamos dos millones de terneros”. Para eso, dijo, “se necesita intensificar el sistema de auditorías”.

El referente de la Comisión de Ganadería del Colegio de Ingeniero Agrónomos, Roberto Bernasconi, mencionó que “hace diez años que se trabaja en planes” y se preguntó “por qué pasó tanto tiempo”, proponiendo “sostenerlos (a los planes) en el tiempo”. La consecuencia de esto -reflexionó- es que “hoy no tenemos la carne y los novillos para los nuevos mercados externos”. En el terreno técnico, propuso que la segunda fase del Programa Más Terneros (lanzado en mayo de este año), enfocado en aspectos nutricionales, incluya la pericia de los agrónomos para trabajar con balances forrajeros que redunden en una mejor alimentación de los rodeos. Así, dijo, las vacas tendrán mejor condición corporal y producirán más crías