Cómo utilizar las criptomonedas: opciones más allá de la especulación

Desde hace un tiempo venimos escuchando que el Bitcoin vale u$s 20 mil, u$s 10 mil, u$s 6 mil, u$s 5 mil y terminamos pensando en los primeros años de esta década cuando el Bitcoin valía centavos… Si en ese momento hubiera invertido… Nunca lo sabremos ya que con el diario del lunes todo es más fácil.

Sabemos con todo esto que la especulación alrededor de las criptomonedas es muy grande pero ¿qué otras utilidades le podemos dar a las criptos? ¿Para qué nos pueden servir más que para especular?

Hoy día encontramos muchas aplicaciones diferentes que no son del todo conocidas por el público general, navegando por la red podemos encontrar desde tiendas en línea, sitios de servicios, compras de software, etc, con los cuales podemos utilizar las criptomonedas que tengamos para comprar productos y pagar servicios.

Por ejemplo ya podemos usar nuestros Bitcoins para transferir desde la cuenta de Ripio a Mercadopago para utilizarlo en la tienda y comprar los productos que queramos, en Satoshitango podemos pagar distintos servicios públicos como energía, gas, agua etc.

También podemos encontrar distintas tiendas de diversos rubros que aceptan principalmente Bitcoins para la venta de sus productos y servicios. Además llegan noticias de mansiones y casas vendidas alrededor del mundo y la transacción se realizó en Bitcoins. Como vemos tenemos opciones para utilizar nuestras criptomonedas para el uso en la vida cotidiana y las utilidades irán aumentando en el tiempo a medida de que las criptos se inserten más en la sociedad y en la economía.

• Bitcoin, ¿reserva de valor?

Las características con las que cuenta Bitcoin nos indican que esta criptomoneda puede transformarse en una reserva de valor similar a lo que representa hoy día el oro.

El Bitcoin es una criptomoneda de emisión limitada, fue programada para emitirse un máximo de 21 millones de unidades, las mismas terminarán de emitirse en el año 2142 mediante los equipos mineros. Hasta el día de la fecha van emitidos alrededor de 17 millones, de los cuales unos 4 millones están perdidos en distintas billeteras, por lo tanto sabemos que es un recurso limitado que es la primera característica que un bien debe tener para poder llegar a considerarse una reserva de valor.

Además de esto es una criptomoneda deflacionaria ya que cada cierto tiempo la emisión se reduce en comparación al ciclo anterior para así no generar efectos inflacionarios como en las monedas fiduciarias. El año 2020 será el próximo Halving con lo cual la minería producirá menos Bitcoins que este año.

Otra de las características es que es la única criptomoneda verdaderamente descentralizada ya que no tiene cabeza organizacional y nadie sabe a ciencia cierta quien o quienes fueron los creadores.

Una de las características menos interesante del Bitcoin es que las transacciones son bastante lentas (en un momento eran de 30 minutos), por esto seguramente serán otras criptomonedas las que se utilizarán para realizar transacciones rápidas como se necesitan hoy día y es por esto y por la evolución en su precio que el Bitcoin puede llegar a transformarse en una reserva de valor.

* Cryptoarg.net