El Aeropuerto de Rosario proyecta su nueva cara

El gobernador Miguel Lifschitz, junto al ministro de Infraestructura, José Garibay, y la intendente de Rosario, Mónica Fein, encabezaron el acto de firma del contrato de adjudicación de la nueva terminal del Aeropuerto de Rosario, una obra que requerirá de una inversión superior a los 940 millones de pesos.

“Estamos muy contentos de poder presentar la firma del contrato y la adjudicación de esta obra, y también celebramos que, si bien la competencia ha sido abierta con la participación de empresas nacionales, finalmente quedó en manos de un consorcio locales y creo que esto es bueno para la región”, indicó Lifschitz.

“Reforzamos nuestro compromiso con las obras estratégicas de nuestra provincia, estamos convencidos que en los momentos difíciles es cuando hay que redoblar los esfuerzos para garantizar la inversión pública y los puestos de trabajo. Hoy podemos decir con orgullo que más de 20 mil familias santafesinas tienen un sueldo en sus hogares gracias a la obra pública provincial” afirmó Lifschitz.
En tanto, la intendente de Rosario expresó: “Vivimos momentos históricos para el desarrollo de nuestra provincia. El gobernador entiende cuál es el camino de progreso para toda una región, son obras de infraestructura fundantes de los procesos económicos y productivos que Santa Fe se merece”.

La obra
La nueva terminal de pasajeros contempla la construcción, en esta primera fase, de un nuevo sector de más de 11.500 metros cuadrados para la atención de vuelos internacionales. En esta etapa de edificación atenderá las necesidades de hasta un 1.500.000 de pasajeros y una vez finalizada en su totalidad el nuevo edificio contará con una superficie total de 30 mil metros cuadrados elevándose la capacidad de atención a 3 millones de pasajeros anuales.

Junto al incremento de la conectividad aérea y el aumento significativo del flujo de pasajeros, el aeropuerto se encuentra ejecutando otras obras que suman valor a la aeroestación: la ampliación de las salas de embarques y arribos internacionales y de cabotaje, la construcción de nuevas salas vip, el crecimiento de la playa de estacionamiento vehicular, la incorporación de nuevos espacios gastronómicos y la revitalización del paseo comercial.