Qué son las criptomonedas y qué se necesita para invertir en ellas

En diciembre de 2016 conoció un proyecto de alcance mundial de una empresa europea enfocada en el uso de una nueva criptomoneda, la cual está generando beneficio y bienestar a millones de personas. Lo estudió y entendió que hoy en día existe una nueva plataforma de pago internacional a través de una nueva tecnología considerada, el in­ternet de valor, que está revolucionando el mundo financiero, las transacciones y los medios de pago. Se refiere al mercado de las criptomonedas y a la tecnología Blockchain.

Por Daniel Romero Sineiro

¿Qué es una criptomoneda?

Las criptomonedas son ya una realidad, forman parte de la economía, algunas están cerca de cumplir 10 años en el mercado como es el caso de Bitcoin la más conocida.

Esta nueva forma de dinero se negocia en Bolsas de Valores de Nueva York, diferentes exchanges y hasta entidades bancarias están implementando su utilización. Algunos países comienzan a reconocerlas y regularlas como dinero y otros la reconocen como un activo.

Existen en el mercado de criptomo­nedas algunas que ya tienen reconocimiento y cantidad de usuarios, como Ethereum, Litecoin y Ripple entre otras. Es más, en la actualidad existen más de 1500 criptomo­nedas en el mercado, cada una con sus características.

La primera criptomoneda fue creada por Sa­toshi Nacamoto, de quien no se sabe si es un gru­po o una persona; esta criptomoneda (Bitcoin) surge en respuesta a la crisis inmobiliaria de EEUU en el año 2008 que provocó la crisis ó desastre financiero que algunos recordarán, dejando en la ruina a miles de ciudadanos americanos.

Las criptomonedas se usan para evitar la intermediación financiera; es decir eliminar la participación de terceros. La finalidad es que los usuarios puedan rea­lizar transacciones persona a persona, en cualquier país, en cualquier continente y a muy bajo costo comparados con los sistemas financieros tradicionales. Eliminando no solo la intermediación sino la dependencia de esos sistemas vigentes que por ejemplo para realizar transferencias de dinero tienen costos elevadísimos sobre el valor envia­do; estos costos que asume el usuario, en algunos casos incluso superan el 30%. Con la criptomo­neda la transacción se realiza sin límite de cantidad, las 24 horas del día, 7 días de la semana, 365 días del año y los costos por transacción son menores del 1% del valor enviado.

¿Cómo se envía el dinero?

El dinero se envía de forma segura a través del Blockchain. Se abre una cuenta en una billetera virtual donde el usuario coloca sus monedas virtuales o dinero digital. Mediante un proceso digi­tal que se realiza a través de la computadora o del celular, se transfiere el dinero de una persona a otra persona. Este proceso se conoce como P2P (Peer to Peer).

OneCoin cuenta con su propia plataforma de pago que la compañía habilitará a finales del presente año luego de que la moneda ONE vaya al mercado público. La transacción se realiza en tiempo real y en el caso del Blockchain de OneCoin la operación es reversible si por alguna razón hay que volver atrás la operación y la aprobación tiene una demora máxima de 30 segundos.

¿Qué es el blockchain y el minado de la moneda?

El blockchain es una tecnología que tiene su auge a partir del año 2009 con la creación del Bitcoin que usa un sistema de minería de carácter descen­tralizado. Blockchain es una cadena de bloques comparable a un gran libro contable que evita el hackeo, permite encriptar la información para así evitar la falsificación, el robo, la estafa, la altera­ción de la información o la falsificación de las monedas. El blockchain no solo sirve para la crea­ción de transacciones financieras sino para toda industria. Es una herramienta importante para combatir, incluso, la co­rrupción respecto del manejo de conta­bilidad, del manejo del doble gasto, etc.

Esta cadena de bloques es considerada “el internet de valor”. Internet es la herramienta que revolucionó la comunicación; Blockchain hará lo propio con el intercambio de valor, sea este monetario ó de la clase que sea.

Ahora, a través del blockchain se realiza el proceso de minería digital de la criptomoneda, que es la acción de crear las monedas mediante cálculos matemáticos o algoritmos. Para esto existe una gran cantidad de podero­sos servidores que están trabajando con­tinuamente mediante programaciones que permiten encontrar la solución a pro­blemas matemáticos complicados. Una vez resueltos los mismos, se da lugar a la creación del bloque de monedas que a su vez es la liquidez que se oferta al mer­cado que es finalmente el que le da su valor.

 ¿Qué sugieres al lector?

Que hoy es el momento de tomar la de­cisión de ser parte de la comunidad, de tener la mayor cantidad de monedas por las promociones que ofrece la empresa este momen­to, por ser de carácter privado y porque estamos en la creación de la liquidez de la criptomoneda.

A partir del 8 de octubre esto va ser algo muy grande, se abrirán las puertas del mercado mundial y la demanda de ONEs será enorme.

Al contar con Blockchain centralizado se quitan los riesgos especulativos, porque existen en las critomonedas monopolios, donde la gente presiona al mercado justamente por la concentración de la riqueza en pocas manos. En la comunidad OneLife no sucede eso, ya que está distribuida la moneda en millones de personas en el mundo y por su foco en la usabilidad y no en la especulación la hace diferentes a las de­más.

 ¿Cómo se pueden conseguir estas criptomo­nedas?

Las personas pueden contactarse a través de los diferentes canales (correo electrónico, WhatsApp, Facebook) para recibir asesoramiento para poder adquirir el paquete de educación financiera que elijan. Estamos a menos de 90 días de salir al mercado pú­blico. Entonces, la gente que no aprove­che este momento, va a tener que seguir ajustada a un sistema económico cadu­co que solo está generando cada vez más pobreza. Esta compañía le está abriendo las puertas a muchas familias a una mejor calidad de vida, un mejor poder adquisitivo, porque hay un recurso que se valoriza y no se devalúa como sucede con las monedas tradicionales. Está previsto que en 5 años las monedas digitales reemplacen a las monedas fiduciarias. Ese es el mundo a donde nos estamos dirigiendo. Por eso los gobiernos ya están emitiendo norma­tivas y regulando su uso.

Recomiendo a las personas que investiguen, que estudien, que pierdan el miedo a lo nue­vo, y se decidan a tener sus criptomonedas anticipándose a lo que se viene. Hay que entender que el mundo a través de la tecnología evoluciona y cambia drás­ticamente todos los días. Si no estamos listos para eso, vamos a quedar como los nuevos analfabetos del siglo XXI.

Todos serán bienvenidos a la comu­nidad OneLife y al holding OneCoin.