El dólar arranca en calma

Bajaba un centavo, aunque registraba una suba de 9 centavos en el mayorista.

El dólar arrancaba la semana en calma, con una leve baja de 1 centavo, a $ 28,26, según el promedio del Banco Central.

A nivel mayorista, la divisa registraba una suba de 9 centavos, a $ 27,65. Este mayorista es donde operan bancos, grandes empresas y el Banco Central, y cuya cotización termina incidiendo luego en el canal minorista, donde compran los ahorristas.

La semana pasada, las tasas de interés altas, mayor control de los agregados monetarios y una desaceleración en el crecimiento de la base monetaria le sacó nafta a la demanda de dólares.

El precio del dólar se mantuvo el viernes por debajo del que había alcanzado a fines de junio. Así, la tercer semana de julio dejó al dólar minorista en $ 28,27, es decir 4,4% por debajo del $ 29,57 en la última rueda del mes pasado.

Desde entonces, la nueva conducción del Banco Central empezó a mirar más de cerca los agregados monetarios (cantidad de dinero en circulación) y no tanto la tasa que prima cuando se trabaja con metas de inflación.

Lo dijo el propio BCRA en su informe de política monetaria conocido el jueves: “En épocas de alta tasa de inflación la señal de la tasa de interés no alcanza, por sí sola, para pelear contra los precios”.

Los bancos optaron por respetar el nuevo nivel de encajes comprando un bono del Tesoro que sirve para esos fines. Así, el Central redujo un pasivo por el que pagaba 46,5% anual y a cambio el Tesoro se endeuda al 26%.

El Banco Central tiene todos los cañones en que a partir de julio el índice de precios al consumidor empiece a mostrar un sendero decreciente para poder cumplir, el año que viene, la meta comprometida de una inflación anualizada del 22% en julio de 2019 y del 17% para todo 2019.